Distinciones por Avances Científicos

La revista Science destaca que este año se ha dado un paso más aplicando la tecnología CRISPR directamente en el cuerpo, in vivo. En los científicos han dado un paso más con la tecnología CRISPR al aplicarla directamente en el cuerpo de pacientes, con enfermedades como la amiloidosis heridataria y la amaurosis congénita.

Para luchar contra la amiloidosis hereditaria mediada por transtiretina AhTTR , una enfermedad en la que una proteína TTR mal plegada se acumula y daña los nervios y el corazón, investigadores de Intellia Therapeutics y Regeneron Pharmaceuticals EE UU administraron a seis pacientes diminutas bolas de grasa que con un ARN guía y las instrucciones de una enzima CRISPR para cortar el gen defectuoso, y funcionó.

En otra investigación, científicos de Editas Medicine EE UU inyectaron un virus inofensivo portador de ADN CRISPR en los ojos de seis adultos con un trastorno hereditario de la visión denominado amaurosis congénita de Leber , y al cabo de unos meses dos pacientes, que habían estado casi completamente ciegos, podían percibir más luz y uno de ellos pudo correr una carrera de obstáculos con poca luz.

El desarrollo exitoso de este tipo de terapia puede sentar las bases para el tratamiento de multitud de dolencias de origen genético, aunque estas investigaciones se encuentran todavía en una fase incipiente. El conocimiento de las primeras etapas del desarrollo embrionario ayuda a entender los abortos espontáneos y los defectos congénitos, así como a perfeccionar los protocolos de fecundación in vitro , pero limitaciones legales y éticas restringen el estudio con embriones humanos.

Se ha conseguido alargar la vida de embriones de ratón extraídos de la madre y crear réplicas de blastocistos, una etapa embrionaria crucial. Este año, la comunidad científica ha avanzado en posibles soluciones.

En marzo un equipo consiguió alargar hasta 11 días en lugar de 3 o 4 como hasta ahora la vida de embriones de ratón extraídos de la madre.

El paso clave es girar los frascos donde están, como si fuera una noria, de tal forma que los nutrientes llegan mejor. Los embriones se sometieron a una etapa de reorganización celular y les crecieron algunos órganos y las patas traseras. Otros equipos crearon réplicas de blastocisto una etapa embrionaria crucial a partir de células madre embrionarias humanas o bien células adultas reprogramadas.

Estos trabajos permitirán comprender mejor los defectos del desarrollo temprano y a avanzar en nuevas terapias de reproducción asistida. No son embriones reales, pero ayudan en la investigación y son menos controvertidos.

En , la organización internacional que establece las directrices para la investigación con células madre también ha relajado la prohibición de cultivar embriones humanos en el laboratorio durante más de 14 días , lo que facilita su estudio más allá de esas dos semanas.

El trastorno de estrés postraumático es una dolencia psiquiátrica que afecta a la vida de cientos de millones de personas al año. El poder de alteración de la mente de las drogas psicodélicas ha suscitado la esperanza de que puedan aliviar enfermedades psiquiátricas como esta, pero pocos ensayos grandes y rigurosos han demostrado su eficacia.

En este contexto, en mayo se publicó un estudio que destaca la utilidad y efectividad de drogas recreativas actualmente ilegales, como el MDMA —éxtasis— o el alucinógeno psilocibina.

Estas sustancias, combinadas con terapia conversacional, pueden crear una sensación de bienestar y empatía que ayude a las personas a procesar sus experiencias traumáticas. En noviembre, la empresa británica COMPASS Pathways anunció también los resultados positivos de un ensayo aleatorio realizado con psilocibina , un compuesto obtenido de las setas con potencial para ser aplicado en personas con depresión resistente al tratamiento.

En cualquier caso, las investigaciones sobre todos estos controvertidos compuestos y el debate sobre su regulación continúa. En la National Ignition Facility de EE UU este año se ha obtenido un resultado sobre fusión nuclear que ha sorprendido a sus propios científicos.

La fusión nuclear , que alimenta al Sol y otras estrellas, se considera como una futura solución a los problemas energéticos de la Tierra, pero conseguir las enormes presiones y temperaturas que requiere es extremadamente difícil.

Muchos esfuerzos se centran en confinar un plasma supercaliente en un campo magnético mediante enormes electroimanes , como en el ITER que se está construyendo en Francia. Lo que utiliza el NIF es el pulso del láser de mayor energía del mundo para comprimir una cápsula del tamaño de un grano de pimienta con isótopos de deuterio y tritio.

Este buen resultado, destacado también por Science , todavía no ha sido analizado por una revista científica y los investigadores tratan de entenderlo e incluso mejorarlo. Varios expertos predicen que lograrán generar energía mucho antes que el ITER, que tiene en frente a otros proyectos de fusión nuclear Commonwealth Fusion Systems, Tokamak Energy, General Fusion y TAE Technologies Energy que también han presentado avances en La nueva institución fomentará y coordinará el uso de la evidencia empírica y el conocimiento científico para mejorar la toma de decisiones y el diseño de políticas públicas, según el jefe del Ejecutivo.

Los finalistas de este año están encabezados por un tipo de medicamentos inyectables prometedores para los problemas de salud asociados a la obesidad.

Además, también aparecen en el ranking, el desarrollo de terapias con anticuerpos que pueden ralentizar la neurodegeneración en los enfermos de alzhéimer o el descubrimiento de fuentes naturales de hidrógeno bajo la superficie de la Tierra.

Iberoamérica Opinión Ciencia Salud Innova Tierra Tecnología Sociedad Visual Especiales MagaSINC Claves Suscripción boletín Agenda Sobre sinc El equipo Reconocimientos FAQ Contacto.

Iberoamérica Opinión Ciencia Salud Innova Tierra Tecnología Sociedad. VISUAL Vídeos Fotografias Ilustraciones Infografías. Suscripción boletín Agenda Claves. Sobre SINC El equipo Reconocimientos FAQ Contacto. Si estás registrado. Queremos saber tu opinión. Quiero recibir una notificación por email cuando alguien responda a mi comentario.

Acepto las normas de uso. No soy un robot. Política científica. Modelos de estructura en 3D de distintas proteínas por el algoritmo RoseTTAFold. Predicción de la estructura de las proteínas mediante IA La solución a un problema que ha tenido en jaque a los científicos durante casi 50 años es, para Science , el descubrimiento más destacado de El módulo de aterrizaje de la NASA, Insight.

Un embrión en las primeras etapas de su desarrollo. Pedro Sánchez anuncia la creación de una Oficina Nacional de Asesoramiento Científico SINC. Como una forma de documentar, identificar, ampliar y actualizar el conjunto de conocimiento. Como un bien público, que es socialmente benéfico Benavente 64 , para mejorar nuestra calidad de vida en los más variados aspectos.

Y como un factor esencial para la adopción y promoción de políticas públicas y privadas de cualquier sociedad avanzada. Que a su vez, resulta determinante, para los países en vías de desarrollo, puesto que permite Lederman y Maloney 1 identificar adaptaciones o aplicaciones comerciales de este conocimiento que son viables.

Disponer de profesionales familiarizados con las fronteras del conocimiento que impartan capacitación. Evitar depender exclusivamente de lo que genera los países más avanzados. Y de acuerdo a las nuevas teorías de crecimiento económico, generar en una unidad productiva la incorporación de productos y procesos inexistentes hasta entonces, con retornos económicos crecientes Benavente Así, la investigación científica se distingue de la tecnológica en que su motivación es satisfacer la curiosidad y comprender el mundo, carece de una orientación estratégica, genera nuevo conocimiento, su producto fundamental son las publicaciones, utiliza el método científico y su validez es universal Feller, 8.

UNESCO 1 , propone 24 campos de disciplinas, las cuales incluyen diversas subdisciplinas, y últimamente, el manual de Frascati, elaborado por la OECD, distingue 42 campos de la ciencia y la tecnología, en seis grandes ramas: ciencias agrícolas, ciencias naturales, ciencias sociales, ciencias médicas, humanidades e ingeniería y tecnología.

La Innovación en cambio, tecnológica o no, constituye la implementación de un producto bien o servicio o proceso nuevo o con un alto grado de mejora, o un método de comercialización u organización nuevo aplicado a las prácticas de negocio, al lugar de trabajo o a las relaciones externas Sánchez y Castrillo 5.

La Ciencia y la Tecnología, en cambio, despega a comienzos del siglo XVIII antes habían iniciativas importantes, pero más focalizadas y menos conocidas , con la llegada de la Revolución Industrial, al detonarse una explosión de aplicaciones científicas y tecnológicas que, desde entonces se han multiplicado aceleradamente sin pausa, impactando o beneficiando en diversos campos Boisier No sin antes encontrar diversos obstáculos en su expansión producto de cambios súbitos o forzosos de regímenes políticos y estancamiento económico -Idem.

La creación de las principales instituciones orientadas a promover el desarrollo y la implementación de la Investigación y Desarrollo en Chile, como es la Corporación de Fomento de la Producción CORFO , cuya misión es fomentar el emprendimiento y la innovación para mejorar la productividad de Chile y alcanzar posiciones de liderazgo mundial en materia de competitividad y la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile CONICYT , que se orienta al fomento de la formación de capital humano y al fortalecimiento de la base científica y tecnológica del país.

Por otra parte, la apertura económica de Chile, que en un principio provoco crisis en muchas empresas, acabó produciendo la reconversión en parte importante del sistema productivo, desarrollando un grupo empresariado orientado a la competitividad internacional, que comienza a demandar tecnología igual o superior a sus competidores, con un flujo considerable de transferencia tecnológica como equipamiento, infraestructura, servicios o mano de obra calificada desde empresas internacionales de punta sobre todo en recursos naturales y servicios , y más tarde, comienza a demandar innovación, para diferenciarse de sus competidores en la oferta de productos y servicios Yutronic Se sucede la privatización temprana de mayoría de empresas estatales y la desregulación de muchos sectores de la economía, como una forma de promover la iniciativa emprendedora y la competencia -Idem.

En este escenario, la capacidad de generar y absorber innovación crear y comercializar tecnología , supuso y supone una base sólida en investigación básica, que hasta la década de los 90 en Chile, estaba fuertemente impulsada por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico FONDECYT , pero como no se traducían en aplicaciones prácticas o en innovación tecnológicas, a través de políticas públicas surgen los Fondos Tecnológicos FONDEF, FONTEC, FDI, etc.

Otro impulso, se produce a través de la Comisión Nacional de Innovación y Competitividad, que en su Agenda , circunscribe el desarrollo del país en pasar desde una economía de materias primas basadas en recursos naturales, a una basada en innovación, capital humano de calidad y conocimiento, y que en el marco de sus siete líneas estratégicas y desafíos, reconoce la importancia fundamental del capital humano de calidad Villarroel a: 18 , la ciencia base orientada estratégicamente Villarroel b: 5 y la innovación empresarial.

Ejes que adquieren más significado, en los sectores de la economía chilena con alto potencial de desarrollo acuicultura, alimentos procesados, fruticultura, minería del cobre, offsshoring , porcicultura-avicultura, servicios financieros, turismo y en el contexto de una correcta identificación de los requerimientos científicos y tecnológicos Rosas 7.

A este escenario se suma el gasto en Ciencia y Tecnología en relación al PIB, estancado en la segunda mitad de los 90 -Idem , y que luego tuvo un crecimiento sin precedentes en el periodo Boisier 3 , aunque sigue siendo de proporción baja, en comparación con los países de América del Norte Rivera Y el hecho, que la mitad de las diferencias observadas en el ingreso per cápita y el crecimiento del PIB de los países se debe a disparidades en la Productividad Total de los factores PTF , por lo general, relacionada con los avances tecnológicos e incluso, que gran parte de la creciente brecha que existe entre países ricos y pobres no se debe a diferencias en la inversión de capital, sino a su desarrollo en el área tecnológica Lederman y Maloney 1.

Se produce entonces, una orientación país en materia de institucionalidad, consolidando metas y estrategias en ciencia, tecnología e innovación y fortaleciendo sus avances, a través del incremento de estos y otros indicadores científicos y económicos como, el gasto en investigación y desarrollo para financiar mano de obra calificada e infraestructura necesaria, el capital humano altamente especializado número graduados de doctorado país, por millón de habitantes , cantidad de publicaciones científicas en revistas internacionales índice de citación: factor de impacto , fondos concursables, productos de la innovación patentes recibidas por investigadores residentes país, por la población nacional , porcentaje de ventas que corresponde a productos nuevos, entre otros indicadores Corvera y Loiseau 4; Benavente También, se percibe aspectos relacionados con un desequilibrio entre investigación básica y aplicada, en términos de asignación desigual de fondos y en la complejidad o accesibilidad a los fondos.

Además, de una percepción de un darwinismo social, en donde sobrevivan los que más capacidades tienen y que logren mayor competitividad, en parte, a raíz de un proceso de globalización que no está generando un incremento uniforme de progreso y desarrollo en todas las regiones del mundo Rivera 8.

Donde la institucionalidad, alfabetización científica y difusión, jueguen un rol preponderante en el crecimiento, articulación y proyección de la Ciencia, Tecnología, Innovación en la Sociedad Chile-Ciencia 5. Hay un porcentaje de nuestra población que se encuentra ligeramente satisfecha y la está cambiando y mejorando.

Más allá de la absoluta idoneidad de los indicadores nacionales e internacionales en educación Santander , los resultados, no son lo más esperados, nos son altos respecto de los estándares internacionales, ni uniformes respecto del estrato socioeconómico y geográfico; se destinan pocos recursos, es un sector no bien remunerado y faltan espacios para la reflexión y el perfeccionamiento.

De acuerdo a Calvo y Elizalde 3 , el fracaso escolar tiene su origen epistemológico en la concepción de enseñanza y aprendizaje que sustenta la escuela y no en el alumno y profesor, ni en la adecuación o pertinencia de los programas de estudio. En otras palabras a la obsesión por la respuesta, antes que por la pregunta, con lo que inhibe sino aniquila, la curiosidad y la propensión a aprender lúdicamente y la búsqueda de lo nuevo, de lo posible.

La crítica más importante a la educación que reciben los niños y jóvenes chilenos en esta área son Feller 48 : Se presenta a la Ciencia y tecnología como un cuerpo de conocimientos, no como una actividad que persigue el descubrimiento del mundo basado en la curiosidad y creatividad, actitudes inherentes a toda persona; se privilegia la memorización en una gran cantidad de contenidos, antes que el aprendizaje del método y el pensamiento científico, a través de la práctica y exploración del entorno; las instituciones de educación superior que imparten carreras de Pedagogía se encuentran totalmente separadas de las instituciones que concentran la actividad científica y tecnológica, perjudicando la formación de los profesores en estas materias.

Analizar experiencias exitosas en materia de educación y ampliar y diversificar los modelos de enseñanza Schiefelbein 14; Schiefelbein y Zúñiga 1; González y Rasilla, No centrarse únicamente en la enseñanza, sino también en la investigación e involucrar investigadores activos en materia de educación Schiefelbein Y a su vez, evitar la educación científica centrada en la mera transmisión de conocimiento y en los estereotipos socialmente aceptado UNESCO a: 31 : como descontextualizada de la sociedad y el ambiente, carácter individualista y elitista, concepción empiro-inductivista y ateórica, carácter rígida, algorítmica e infalible, visión aproblemática y ahistórica, carácter exclusivamente libresco, visión exclusivamente analítica y acumulativa de crecimiento lineal.

Otra herramienta es la educación informal, que ya tiene un rol fundamental en la formación de futuros profesional y científica Barros 4 , que como procesos informales caóticos, emergentes y autoorganizados, poseen una complejidad y un nivel de abstracción muy alto, que supera sin problemas a los de la escuela Calvo y Elizalde 3.

Además, de otros procesos que están integrando metodología y tecnología e innovando en la educación de las ciencias. Fomentar la divulgación en materia de ciencia y tecnología, como fue indicado recientemente por las Sociedades Científicas Organizaciones Científicas , en el marco de la catástrofe del sur de Chile el día 24 de febrero de y en virtud de algunos estudios científicos que dejaban notoria y anticipada evidencia y prevención Ruegg et al 78; Cecioni y Pineda , en la sociedad del conocimiento es fundamental la información científica oportuna, los espacios públicos de reflexión y el fortalecimiento de los vínculos entre la comunidad científica nacional y las autoridades del país, responsables de las decisiones.

Tomar conciencia sobre el valor real de la ciencia y tecnología para el desarrollo país, incrementando la divulgación, participación y disposición hacia la ciencia y tecnología, tal que no se produzca, por ejemplo, falta de accesibilidad, especialmente en protagonistas del quehacer nacional Feller, 8.

Y seguir legislando e impulsando talleres y comités de ética y bioética UNESCO b: 3; Arias et al. Alvarez del Real, M. América S. Ander-Egg, E. Aguilar I. Guía para diseñar proyectos sociales y culturales. Buenos Aires. Arias, J. Bull, N. Giuliani, M. Santos, T. Ureta y C.

Valenzuela , Funcionamiento de Comitésde Bioética Institucionales. Biological Research. Barros, F. Pino, P.

Felmer, R. Gonzalo y E. Allende, J. Babul, S. Martínez y T. Análisis y Proyección de la Ciencia Chilena Academia Chilena de Ciencias. Benavente, J. Economía Chilena Vol. Boisier, P. Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica CONICYT.

Gobierno de Chile. Bunge, M. Su método y su filosofía. Calvo, C. Polis Nº 25, Revista de la Universidad Bolivariana , Santiago.

Campanario, J. Cómo estudiar y aumentar su impacto. Universidad de Alcalá. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Madrid España. Preguntas y respuestas. Cataldi, A. Lugar Editorial.

Cecioni, A. y Pineda, V. Developments in Earth Surface Processes , págs. Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad CNIC y Secretaría Ejecutiva. html content-top. Contreras, T. Cumsille G. Departamento de Estudios y Planificación estratégica. Comisión Nacional de Investigación, Ciencia y tecnología.

Abril Gobierno de Santiago de Chile. Corvera, M. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Estudios, Extensión y publicaciones. Díaz, V. Universidad Finis Terrae. Ril Editores. Santiago de Chile. Feller V. Informe Final. Sociedad de Biología de Chile. González, L. Una estrategia para el aprendizaje de la cultura científica.

Formación Universitaria. Henríquez, E. Zepéda G. Ciencia y Enfermería. IX 2 : págs. Hernández, R. Fernández C. Baptista L. McGraw-Hill Interamericana. Jaksic, F. Jiménez, G. Morales V. Congreso Estatal de investigación Educativa. Actualidad, Prospectivas y Retos. Lederman, D. En foco , Logatt C.

Castro , Neurosicoeducación para todos. Neurociencia para el cambio. Asociación Educar. Martinez, F. Revista Electrónica de Investigación Educativa , Ciudad de México. Moreno, M. Educar , Nº Facultad de Ciencias. Universidad de Chile. Manual de Frascati. Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico.

Palma, S. Báez y G. Comité Oceanográfico Nacional — Chile. Polit, D. Ramón y Cajal, S. Los tónicos de la voluntad. Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Ramos, R. Comisión Nacional de Ciencias y Tecnología CONICYT, Chile. Raviolo, A, P. Ramírez, E. López y A. Concepción sobre el conocimiento y los modelos científicos: Un estudio preliminar.

Rivera, C. Los primeros pasos de un joven científico. Ediciones Universidad Católica de Chile. Colección TELEDUC. Rivera, M.

Universidad del Turabo. Puerto Rico. Rojas, C. Rosas, H. Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad CNIC. Ruegg, J. Rudloff, C. Vigny, R. Madariaga, J. de Chabalier, J. Campos, E. Kausel, S. Barrientos y D. Physics of the Earth and Planetary Interiors , 78—85 págs.

Estos son los avances científicos más importantes de según la revista 'Science' · Predicción de la estructura de las proteínas mediante IA A la luz de ciertos inventos y descubrimientos, nombres y figuras notables del saber, se discuten aspectos, avances y perspectivas de una Telescopio espacial James Webb · Avances contra el cáncer que invitan a la esperanza · Vacunas contra el VRS · Misiones de la NASA: Artemis y DART

Navegación

Video

Avances Científicos Cambiarán el Mundo en 2024 - CIENCIA SIMPLIFICADA EP #13

Distinciones por Avances Científicos - Este artículo argumenta que a pesar de una considerable superposición, la ciencia y la tecnología deben ser distinguidas. La investigación que procura Estos son los avances científicos más importantes de según la revista 'Science' · Predicción de la estructura de las proteínas mediante IA A la luz de ciertos inventos y descubrimientos, nombres y figuras notables del saber, se discuten aspectos, avances y perspectivas de una Telescopio espacial James Webb · Avances contra el cáncer que invitan a la esperanza · Vacunas contra el VRS · Misiones de la NASA: Artemis y DART

Un comunicador científico o un divulgador es el profesional que convierte los avances científicos , en algo más sencillo, con un lenguaje que todos puedan entender. A veces, explicar los avances científicos resulta complicado en algunas materias, bien por la terminología que utilizan o la complejidad de los temas.

Pero no deja de ser una profesión preciosa. Estudiar matemáticas, astrofísica o ingeniería, puede resultar complicado. Pero conocer cómo la teoría de estas materias se aplica en el día a día, a través de demostraciones prácticas, hace que sea más asequible.

Saber cómo vuela un avión o porqué flotan los barcos o cuantos planetas similares a la tierra puede haber en la galaxia. Son temas que abordan los divulgadores y que explican los avances científicos.

Un buen divulgador científico trabaja como traductor de conocimientos, explicándolos de una manera sencilla. Gracias a la divulgación científica se puede conocer cómo y por qué avanza la ciencia y la tecnología.

La divulgación científica es, en la actualidad, una de las disciplinas más relevantes de la Ciencia y la Tecnología porque se convierte en la intermediaria entre los grandes avances de la investigación y la población. Gracias a la divulgación científica se genera una sociedad que combate la desinformación en torno a la ciencia y desarma con conocimientos los bulos, mitos y falsas creencias pseudocientíficas, que pueden llegar a poner en riesgo la salud.

La especialización, clave del éxito profesional. La ciencia nos explica, por ejemplo, lo maravillosa que es la naturaleza.

Para conocer la inmensidad del espacio o los océanos, las sorpresas de la naturaleza o nuestra conexión con los demás seres vivos, es necesario contar con la explicación del divulgador científico. Los avances científicos se explicarán de una manera sencilla pero clara; educativa pero rigurosa; crítica pero ética.

Disponer de profesionales e investigadores que conozcan y sepan aplicar las herramientas e instrumentos de carácter socializador es fundamental. La escasez de buenos divulgadores científicos de calidad lleva a buscar entre quienes tienen vocación divulgadora las herramientas para optimizar sus recursos y conseguir el éxito profesional.

Encontrar un máster en divulgación científica de calidad facilita este camino hacia el mercado laboral. Los avances científicos y tecnológicos hacen crecer cada día el interés por este tipo de información.

Un divulgador científico se puede dirigir a un público infantil, aficionado a la ciencia o interesado en una materia concreta. La formación del divulgador debe ser, por tanto, continua, actualizada y de calidad. La información de los avances científicos. Si antiguamente, las labores de divulgación científica se daban a conocer en revistas, libros, documentales o reportajes, hoy en día, el conocimiento científico ha inundado las redes sociales.

Nuestra manera de comunicarnos y de informar ha cambiado nuestras vidas. El conocimiento científico se distribuye por las redes de manera exponencial. El interés de la sociedad sobre los temas científicos es cada vez mayor. De ahí, la relevancia de los avances científicos y también, saber cómo comunicar y cómo elaborar un artículo de divulgación científica.

Un buen divulgador científico será un apasionado de la ciencia, que busca los caminos más adecuados para poder explicarla.

Si hace bien su trabajo, fomentará el interés de los demás en su campo. Y no sólo eso. También puede influir en que nazcan nuevos científicos entre la población infantil. Cómo dice Richard Dawkins en la ´Sinfonía de la Ciencia´ en La ciencia es la poesía de la realidad.

Aumentar el pensamiento crítico en la sociedad. Conocer cuáles son los avances científicos pueden llegar a cambiar la vida de una persona. Un divulgador científico ofrece la posibilidad de aumentar el pensamiento crítico de la sociedad, ya que, como dijo Francis Bacon, ´el conocimiento es poder´.

Y así, su labor más es la de fomentar el pensamiento crítico, alejando a la sociedad de bulos y engaños. Tales decisiones, Duhem sostuvo, se basan en el "buen sentido".

Son racionales, pero no poseen la certeza frecuentemente proclamada como propia de la ciencia. La fusión fría ilustra esta conclusión, aunque no el punto específico de Duhem, en tanto que los fracasos para reproducir el efecto fueron interpretados por Pons y Fleischman como fallas técnicas y por sus oponentes como prueba de la inexistencia del efecto.

La decisión entre tales interpretaciones no se podría hacer sobre la base exclusiva de experimentos, dado que la propia competencia de los experimentadores estaba cuestionada. Variaciones sobre este tema han sido discutidas en la filosofía de la ciencia durante un siglo. No hay dudas que algo ocurre allí.

Pero Pons y Fleischman descubrieron que las explicaciones ad hoc proporcionan una defensa débil para los resultados experimentales anómalos y conflictivos como los que caracterizaron el caso de la fusión fría.

El único movimiento efectivo en tales casos es la producción de una nueva teoría que incluya tanto las observaciones antiguas como las nuevas. Pero la producción de alternativas plausibles es extraordinariamente difícil. Los defensores de la fusión fría no consiguieron proporcionarla.

Su fracaso no es inusual. A pesar de que Einstein cuestionó la incertidumbre de la mecánica cuántica, le resultó imposible obtener algo mejor. Crear una nueva teoría científica requiere una rara originalidad y una clase especial de comprensión crítica de la teoría existente.

El caso con la tecnología es bastante diferente una vez más, no sólo porque las alternativas son usualmente fáciles de inventar. El concepto de subdeterminación puede adaptarse para darle importancia a esta diferencia.

A los ingenieros y a otros trabajadores técnicos les resulta obvio que no haya un "determinismo tecnológico" o una "racionalidad tecnológica" que imponga un único diseño para cada artefacto. El equivalente técnico de la "subdeterminación" de la observación y el experimento propuesta por Duhem es la proliferación de diseños alternativos para artefactos de modo general similares.

De la misma manera que la observación y el experimento pueden tener significados diferentes en contextos teóricos diferentes, también los artefactos pueden diseñarse de modo diferente y tener significados diferentes en el marco mayor de la tecnología existente. Hay, por supuesto, problemas difíciles como el de la vacuna contra el SIDA.

Seremos afortunados, si encontramos un único diseño exitoso; estamos lejos de tener una variedad para elegir.

Pero la mayoría de los problemas técnicos no son tan difíciles y las alternativas están disponibles. La cuestión, entonces, es cómo se llevan a cabo las decisiones entre ellas. La subdeterminación técnica deja un amplio espacio para que los criterios económicos, culturales y sociales pesen sobre la decisión final entre las alternativas.

El equivalente al "buen sentido" de los científicos, en este caso, es proporcionado por órdenes gerenciales enviadas a los trabajadores técnicos a través de la cadena de mando cuyos consejos pueden ser tenidos en cuenta o no.

Con estas distinciones en mente, quiero introducir algunas consideraciones históricas sobre el concepto de democratización de la ciencia. La ciencia siempre fue marginal para la política nacional hasta la Segunda Guerra Mundial. El Proyecto Manhattan y la investigación sobre el radar de hecho cambiaron el curso de la guerra, y a partir de allí la unión de la ciencia, el gobierno y, finalmente, los negocios se convirtió en una de las fuerzas rectoras del desarrollo económico y social.

Pero como resultado la ciencia fue expuesta a nuevas formas de intervención pública. Bosquejaré esta historia muy brevemente en el contexto norteamericano. El Proyecto Manhattan jugó un papel especial en esta transformación de la relación entre ciencia y sociedad.

Los científicos involucrados debieron jurar secreto durante la Segunda Guerra. Actuaron como agentes del gobierno federal bajo comando militar. Pero sobre el final, cuando llegó el momento de decidir si usar o no la bomba, se dieron cuenta que no eran simplemente empleados del gobierno.

Justamente por el carácter secreto del proyecto, ellos eran también los únicos ciudadanos que podían entender la cuestión y expresar una opinión.

Bajo el liderazgo de Leo Szilard y James Frank, intentaron ejercer su papel como ciudadanos mediante petitorios y reportes defendiendo el no uso. No tuvieron éxito, pero después de la guerra, cuando ya no estuvieron más atados por el secreto militar en el mismo grado, algunos de ellos se comprometieron en informar a la opinión pública.

El famoso Bulletin of the Atomic Scientists fue el órgano semioficial de tal movimiento de "científicos". Tuvo gran influencia pero llevó muchos años para que la lucha contra las pruebas nucleares y los tratados sobre desarme tuviesen efecto en la política pública.

Hubo un fuerte elemento de paternalismo tecnocrático en aquel movimiento. En el período inmediatamente posterior a la Segunda Guerra, hasta mediados de , se creía ampliamente que las nociones tecnocráticas marcarían el curso futuro de las sociedades modernas.

La política fue orientada cada vez más por expertos de una clase u otra. Pero el problema sobre qué hacer con la opinión pública persistió en la medida en que su aporte fue devaluado con relación al consejo experto.

Una solución consistió en refinar las técnicas de persuasión. Los científicos eligieron una alternativa más respetable e intentaron educar al público.

Sus esfuerzos fueron motivados por el sentido de que un público desinformado podría obstruir decisiones gubernamentales decisivas basadas en el conocimiento científico. Esta experiencia influenció la actitud de los científicos entre y mientras el movimiento ambientalista comenzó a cobrar forma.

Los biólogos se vieron a sí mismos ocupando el papel de los científicos atómicos durante el período de pos-guerra, poseyendo conocimiento de gran importancia para el público. También intentaron informar al público, defendiendo soluciones basadas en la ciencia para problemas que la gente podía entender en términos generales.

Pero el paternalismo tecnocrático pronto dio lugar a un nuevo patrón. Los desacuerdos surgieron entre los ambientalistas desde inicios de y debilitaron la autoridad de la ciencia.

Es verdad, algunos físicos no estuvieron de acuerdo sobre cuestiones tales como la defensa civil, pero la gran mayoría de la comunidad científica articulada favoreció la política contenida en los tratados que todavía de modo vacilante regulan los asuntos nucleares.

No surgió tal consenso en el movimiento ambientalista. De hecho, existieron conflictos abiertos sobre las causas de la polución, algunos acusaban a la sobrepoblación, otros a las tecnologías defectuosas, algunos reclamaron el control involuntario de la natalidad, otros reglamentaciones más rígidas de la industria, e incluso otros un regreso a la naturaleza o, al menos, a la "simplicidad voluntaria" cf.

Feenberg, , cap. El surgimiento de fisuras políticamente significativas en el movimiento ambientalista significó que los científicos no pudieron continuar ocupando el papel de educador de un público ignorante, sino que fueron obligados a jugar un papel político en la búsqueda de apoyo público.

Para una población que hace poca distinción entre ciencia y tecnología, la pérdida de autoridad que resultó de tales controversias fue aumentada por una serie de desastres tecnológicos. El fracaso de Vietnam fue testigo de los límites de los tipos de conocimiento y poder tecnocrático a los que podía recurrir el Estado.

El accidente nuclear en la usina de Three Miles Island en refutó las medidas habituales de riesgo establecidas con excesiva confianza por parte de la comunidad de ingenieros y científicos. El accidente del Challenger en reprobó la arrogancia de una nación que estaba orgullosa de haber puesto un hombre en la Luna.

Muchos otros incidentes contribuyeron a un cambio gradual en la sensibilidad y al final del milenio pocos jóvenes estaban eligiendo carreras científicas, y fuertes movimientos fundamentalistas estaban siendo cada vez más efectivos en oponerse a la enseñanza de la ciencia en las escuelas.

Frente a estos antecedentes, emergió gradualmente una nueva configuración. En los años , estábamos comenzando a ver más reconocimiento público de cuestiones ambientales y médicas que afectaban directamente a los individuos en su experiencia cotidiana.

Tales cuestiones no estaban confinadas al dominio del discurso público como había sucedido con los problemas nucleares del período anterior.

Esta es la razón para que los científicos, además de hablar, también escuchen, para aceptar el papel de educandos al mismo tiempo que de educadores. En este contexto, pequeños grupos de científicos, tecnólogos y ciudadanos comenzaron a explorar una relación entre ciencia y sociedad completamente nueva.

Esta relación cobró la forma no de una educación paternalista, sino de una verdadera colaboración con activistas de la comunidad. Una instancia notable fue el conflicto en Love Canal a fines de los Residentes de tal comunidad se organizaron para pedir ayuda del gobierno con relación a la proximidad de un depósito de residuos tóxicos que les estaban causando enfermedades a ellos y a sus hijos.

Trabajaron junto a científicos voluntarios para documentar la magnitud del problema y, finalmente, obtuvieron compensaciones. En este caso, los informantes legos llevaron una situación problemática al conocimiento de los científicos y recogieron datos epidemiológicos útiles para que ellos los analizaran.

Otro movimiento similar entre los activistas del SIDA en comenzó con un conflicto considerable y falta de confianza entre los pacientes y la comunidad científica de los médicos. Los pacientes objetaron las restricciones en la distribución de remedios experimentales y el diseño de las pruebas clínicas.

Pero la lucha finalmente murió cuando los líderes de las organizaciones de pacientes fueron invitados como consejeros de los científicos y médicos para una organización más humana de la investigación cf. Epstein, Esta intervención lega agregó una nueva dimensión ética a las prácticas científicas, que no estaban bien concebidas desde el punto de vista de los valores vigentes.

El cambio también fue cognitivamente significativo, dado que facilitó el reclutamiento de sujetos humanos y aseguró su cooperación en suministrar la información requerida por los investigadores.

Estos son ejemplos norteamericanos pero otros casos y otros procedimientos institucionales en otros países confirman el patrón general: desde la indiferencia hacia el paternalismo, hacia signos de participación democrática entre ciencia y sociedad.

Si esta tendencia se desarrolla ampliamente, promete realizar una contribución perdurable a la democracia en las sociedades tecnológicamente avanzadas. Dejé una ambigüedad en la historia anterior.

Mis ejemplos incluyen un arma, un depósito de residuos tóxicos y una enfermedad. Los científicos están involucrados en todos ellos. Pero ¿es "ciencia" la palabra adecuada para describir sus actividades en los tres casos?

Claramente, la construcción de una bomba involucra muchas habilidades industriales y se dirige directamente a la producción de un arma, no a una mejor comprensión de la naturaleza. Los otros casos son similares. Los químicos y microbiólogos estaban involucrados y todavía lo están en el caso del SIDA.

Pero sus actividades estaban organizadas por un aparato industrial elaborado para producir bienes, no para contribuir a nuestra comprensión de la naturaleza, a pesar que ellos efectivamente también lo hagan.

En mi opinión es un error concentrarse exclusivamente en la relación entre ciencia y sociedad al discutir casos como estos. Ellos pueden muy bien ser ejemplos de tecnociencia, y el papel del envolvimiento lego en la producción de conocimiento es verdaderamente notable, pero lo que está más claramente en cuestión es su rasgo tecnológico.

Como hemos visto, la tecnología es un campo de actividad en sí mismo. La ecuación que la ve como una mera aplicación de la ciencia no le hace justicia. Las organizaciones industriales intervienen entre el trabajo de los científicos y el mundo cotidiano en que sus productos son usados.

Tales organizaciones son mediadoras independientes con sus propias lógicas y procesos. Ignorar su papel es perder de vista algunos de los más significativos problemas de la relación en que estamos interesados.

Hay además un problema político en concentrarse exclusivamente en el aspecto científico de tales casos tecnológicos.

Tal abordaje tiende a colocar el énfasis en el aspecto cognitivo de la relación entre ciencia y tecnología.

Pero cuando la ciencia deja el laboratorio y entra en la sociedad como tecnología, debe servir a muchos otros intereses además del interés por el conocimiento. Mientras la ciencia tiene considerable autonomía en la toma de decisiones cognitivas, la creación técnica está mucho menos protegida de la intervención no profesional.

En campos que se describen adecuadamente como tecnociencias, la situación se complica por la ambigüedad de varias actividades incluidas en la investigación y la comercialización.

Cuando los actores buscan más autonomía, ellos afirman estar haciendo ciencia; cuando buscan apoyo financiero afirman estar haciendo tecnología. Jessika Kammen describe un caso interesante donde investigadores trabajando en una vacuna anticonceptiva intentaron deslindar todas las dificultades en "tecnologías" complementarias, reservándose el título de "ciencia" para su trabajo.

Tal distinción les permitió continuar procurando la vacuna sin preocuparse por los obstáculos prácticos de su desarrollo concreto cf. Kammen, Aquí las distinciones que estamos utilizando se tornan recursos políticos, pero esto no debe impedirnos ver lo que realmente está en juego, es decir, el bienestar de millones de mujeres y sus familias.

La razón del diferente papel que juega el público en la ciencia y en la tecnología es simple. Mientras las teorías científicas son abstracciones y experimentos confinados al laboratorio, las tecnologías proporcionan los entornos en los cuales la gente ordinaria vive. La experiencia con tales entornos es una fuente potencial de conocimiento - como hemos visto - y allí prevalecen las actitudes cotidianas hacia el riesgo y los beneficios.

Todo esto distingue a los públicos legos de los científicos y tecnólogos cuyo conocimiento está formalizado y quienes evalúan riesgos y beneficios con herramientas matemáticas.

Bridgman simplemente desacreditó al público como "estúpido", pero esto ya no es más posible. Muy frecuentemente los observadores no profesionales se han convertido en canarios en la mina, alertando a los científicos de peligros pasados por alto.

Además, las disciplinas científicas y técnicas contienen muchos elementos tradicionales, introducidos en un estado anterior de la sociedad y su cultura. En el caso de la tecnología la persistencia de tales elementos, luego de pasado su momento, a veces causa daño y motiva cambios desde abajo que actualizan la tradición.

Consideren los grandes cambios en obstetricia de un tiempo y lugar a otro. Hasta hace no mucho los maridos caminaban en círculos en las salas de espera mientras sus esposas parían bajo anestesia. Hoy los maridos son invitados a la sala de parto y se alienta a las mujeres a usar menos anestesia.

Pero, en ambos casos, el sistema está prescripto médicamente y el movimiento feminista y de parto natural de los años responsable del cambio fue olvidado. Un inconsciente tecnológico se extiende sobre la interacción entre razón y experiencia. Hay otra distinción sobre la relación entre la ciencia y la tecnología con la sociedad.

Incluso cuando emplean científicos y conocimiento científico, las corporaciones y las agencias gubernamentales podrían no gustar de la relativa autonomía de la ciencia. Sus productos hacen surgir controversias no sobre ideas sino sobre daños potenciales.

Aquellos que están en la mejor posición para saber habitualmente están asociados con las propias organizaciones responsables de los problemas. Tampoco puede confiarse en que tales organizaciones digan la verdad o guiarnos por lo que dicen. Por supuesto, muchas corporaciones y agencias son honestas, tienen en el fondo el bienestar público y actúan conforme a ello, pero sería imprudente generalizar a partir de tales casos a la conclusión de que es innecesaria la reglamentación y la vigilancia.

La característica dominante de esta relación es el potencial conflicto de intereses. Ejemplos familiares son la manipulación de la información y la construcción de una controversia artificial por parte de la industria del tabaco con relación al cáncer de pulmón o las compañías de energía con relación al cambio climático cf.

Michaels, Los conflictos de intereses en tales casos surgen a partir de luchas políticas sobre regulación y, a diferencia de las controversias científicas, tenemos esperanzas que procedimientos democráticos decidirán el resultado en lugar de un "conjunto específico" de actores, es decir, las corporaciones y las agencias involucradas.

Hay una diferencia estratégica enorme entre la relación ciencia-sociedad y la relación tecnología-sociedad. No importa cuán grande sean las interdependencias de gran parte de la investigación científica y tecnológica, no importa cuán difusos sean los límites entre ellas algunas veces, subsiste una diferencia fundamental con consecuencias concretas.

En el caso de la investigación científica, buscamos interacciones públicas y compromiso mutuo, pero dejamos a los científicos sacar sus propias conclusiones. Podemos sospechar sobre la incompetencia o la mala fe de algunos científicos en particular y podemos pedir segundas opiniones, pero al final debemos apoyarnos en la comunidad científica.

No tenemos una confianza similar en las corporaciones y los gobiernos. Cuando el fin es obtener "verdades" bajo órdenes, los resultados son desastrosos. Nada cambió con relación a esto desde Lysenko hasta la negación del SIDA en Sudáfrica.

En tanto instituciones públicas, las corporaciones y las agencias de gobierno, incluyendo aquellas que emplean científicos, deben someterse al control democrático de sus actividades. Tal control es muchas veces extenso y detallado y necesita ser el lugar donde sus productos circulan ampliamente con impacto público significativo.

Así, no preferimos que sea una compañía petrolera, antes que científicos, la que decida si el cambio climático es real, pero no nos preocupamos cuando el gobierno ordena que un remedio salga del mercado o prohíbe un pesticida.

Tales decisiones son parte del ejercicio normal de la autoridad gubernamental y fácilmente implementada mediante empleados técnicos dado que, como observamos más arriba, en general hay muchas alternativas viables posibles. El peligro de confundir los casos es que, cuando pedimos intervención democrática en las "tecnociencias", seremos entendidos como si estuviésemos desdibujando la línea entre las cuestiones cognitivas y las regulatorias.

A menos que mantengamos estas cuestiones claramente separadas, pareceremos irracionalistas rechazando la ciencia, cuando de hecho la necesitamos justamente con el fin de controlar las actividades de los actores tecnológicos, tales como las corporaciones. Deseo concluir esta exposición considerando la estructura paradójica de la relación entre tecnología y sociedad.

La paradoja nos dice algo importante sobre lo que implica ser un ser humano en una sociedad tecnológica. Mientras las personas ordinarias frecuentemente juegan un papel importante alertando a los científicos de los problemas, y a veces también recogiendo información, para ellos la nueva relación no es, en primer término, sobre conocimiento sino sobre la experiencia.

Se refiere a cómo la gente entiende el mundo en el cual vive, el mundo vivencial de la experiencia cotidiana. Los habitantes de las inmediaciones de Love Canal reconocieron un nuevo elemento en su mundo, un elemento tóxico surgiendo del depósito de residuos cercano a sus casas.

Experimentaron que el mundo era más complicado de lo que ellos habían percibido. Este descubrimiento sobre el mundo también fue un auto-descubrimiento: repentinamente se volvieron actores en nuevas relaciones con los científicos, los médicos, el gobierno y el autor corporativo de su desgracia.

Comprender el mundo va de la mano con la formación del grupo y su identidad. Todo es fluido en las sociedades modernas y todo está entrelazado con tecnología.

Este es el resultado de un cambio histórico. En las sociedades tradicionales, el conocimiento especializado de los trabajadores manuales y de las enseñanzas de la experiencia cotidiana, compartidas por todos los miembros de la sociedad, se entremezclaban en una tradición que se transmitía a través de las generaciones.

Las identidades sociales también eran estables dado que las rupturas introducidas por el rápido cambio tecnológico eran escasas. Pero a medida que el capitalismo se desarrolló, el control del diseño quedó restringido a una pequeña clase dominante y sus sirvientes técnicos. Ellos no están restringidos por las lecciones de la experiencia, y el cambio tecnológico se acelera hasta el punto en el cual la sociedad se encuentra en una agitación constante.

Este cambio tiene consecuencias para la estructura del conocimiento. Las disciplinas científicas y técnicas son liberadas de tener que convertirse en sistemas formales especializados. Es en este contexto que surge la idea de una racionalidad pura que sería independiente de la experiencia.

A pesar de estar expresado de un modo secular, la idea es esencialmente teológica. Uno imagina un ser hipotéticamente infinito capaz de actuar sobre sus objetos sin ser afectado por ellos. Dios está en lo más alto de la jerarquía práctica última de poder, en una relación unidireccional con Sus objetos, sin involucrarse con las cosas ni expuesto a sus poderes interdependientes.

El crea el mundo sin sufrir ninguna reacción, efecto colateral o coletazo. No tiene nada semejante a lo que llamamos experiencia. El pensamiento moderno toma esta relación imaginaria como el modelo de la racionalidad y la objetividad, el punto en el cual la humanidad se trasciende a sí misma en la teoría pura.

Pero en realidad no somos dioses. Los seres humanos sólo pueden actuar en un sistema al que ellos mismos pertenecen. Este es el significado práctico de la corporeidad e implica participar en un mundo de significados y poderes causales que no controlamos.

La finitud se muestra como reciprocidad de la acción y la reacción. Cada una de nuestras intervenciones nos vuelve de alguna manera como respuesta de nuestros objetos.

Esto es obvio en la comunicación cotidiana donde la ansiedad evoca ansiedad, la gentileza evoca gentileza y así por delante.

El sujeto técnico también es finito, pero su reciprocidad de acción finita se disipa o difiere de tal manera que crea la ilusión necesaria de trascendencia.

Llamamos a una acción "técnica" cuando el impacto del actor sobre el objeto esta fuera de toda proporción con la acción recíproca que afecta al actor.

Martillamos en clavos, transformamos una pila de madera en una mesa, pero nosotros no nos transformamos. Todo lo que experimentamos es un poco de cansancio. Esta instancia típica de la acción técnica está encuadrada de modo preciso para resaltar la aparente independencia del actor con relación al objeto.

En el esquema mayor de las cosas, el actor de hecho está en juego en su acción, aunque no del mismo modo que la pila de madera. Su acción tiene un impacto en su identidad: se vuelve un carpintero o, al menos, una persona con un hobby.

Pero el impacto no es visible en la situación técnica inmediata donde grandes cambios ocurren en el bosque, mientras parece que la persona que lleva el hacha no se ve afectada.

Este ejemplo puede parecer trivial, pero desde el punto de vista de los sistemas, no hay diferencia en principio entre hacer una mesa y hacer una bomba atómica.

Cuando Oppenheimer detonó la primera bomba en el sitio de experimentación de Trinity, un pasaje de Bhagavad-Gita pasó por su mente: "Me he convertido en la muerte, el aniquilador de mundos". En este caso, la similitud entre el trabajo técnico y la acción divina está completamente clara.

La técnica parece representar un escape parcial de la condición humana. Pero no le llevó mucho tiempo a Oppenheimer darse cuenta de que el destructor también estaba expuesto a la destrucción, y pedir control internacional para las armas nucleares. A diferencia de Oppenheimer, Shiva, el dios de la muerte, no tenía que preocuparse por los rusos.

Sin desear regresar a una organización tradicional, podemos apreciar sin embargo su sabiduría, basada como estaba en una visión de largo plazo y en un contexto más amplio de la tecnología de los que estamos acostumbrados en la actualidad.

La tradición fue derrocada en los tiempos modernos y la sociedad expuesta a todas las consecuencias de un avance técnico rápido y sin restricciones, con resultados tanto buenos como malos. Los buenos resultados fueron festejados como progresos, mientras que las consecuencias no intencionadas e indeseadas de la tecnología fueron ignoradas en la medida en que fue posible aislar y suprimir a las víctimas y sus reclamos.

La reacción disipada y diferida de la actividad técnica, tal como los efectos colaterales desafortunados, tales como la polución y las pérdidas ocasionadas por el trabajo industrial, fueron desestimados como parte del precio que debemos pagar por el progreso.

La ilusión de la técnica se volvió la ideología dominante. Los efectos colaterales y las consecuencias de la tecnología se encuentran en gran medida desvinculados de la experiencia de quienes conviven con ella y la usan.

A medida que se vuelve más poderosa y generalizada, se torna cada vez más difícil aislar la tecnología de la reacción de la población que la sostiene. La experiencia de los usuarios y víctimas de la tecnología finalmente influencian los códigos técnicos que dominan el diseño.

Ejemplos tempranos surgen en el movimiento de trabajadores en relación a la salud y la seguridad laboral. Luego, tales cuestiones como la seguridad alimentaria y la contaminación ambiental llaman la atención de un círculo cada vez mayor de públicos afectados.

Hoy, como hemos visto, tales interacciones se están volviendo rutinarias, y frecuentemente surgen nuevos grupos como cambios de "mundo" en respuesta al cambio tecnológico. En los estudios sobre tecnología, esto se llama la "co-construcción" de la tecnología y la sociedad. Los ejemplos citados aquí muestran que esta "co-construcción" resulta en bucles cada vez más ajustados, como en las "Manos que se dibujan" en el famoso grabado de M.

Escher del mismo nombre. Quisiera utilizar esta imagen para discutir la estructura subyacente a la relación tecnología-sociedad. Las manos que se auto-dibujan de Escher son un emblema del concepto de "bucle extraño" o "jerarquía entramada", introducido por Douglas Hofstadter en su libro Gödel, Escher, Bach

Ciencia Cienntíficos Enfermería. En la esclerosis Base de datos de jugadas de póker, las células Premios virtuales gratis la microglía dañan la Distincioned de mielina de los axones de las neuronas. Pero como resultado la ciencia Afances expuesta opr nuevas Científicso de intervención pública. Ellos no están Cienntíficos por las lecciones de Base de datos de jugadas de póker experiencia, Distinciones por Avances Científicos el cambio tecnológico se acelera hasta el punto en el cual la sociedad se encuentra en una agitación constante. En Célebes, el descubrimiento de herramientas de piedra que son anteriores a la llegada de los humanos modernos sugiere la presencia de un tercer homínido isleño en el Sudeste Asiático. En Estados Unidos, tras el lanzamiento de la última misión del transbordador espacial enlas empresas privadas empezaron a llenar ese vacío. The politics of science and technology differ in that the contribution of social groups to scientific change is far less direct than to technological change.

By Dijin

Related Post

2 thoughts on “Distinciones por Avances Científicos”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *