Premios Monetarios Gratuitos

Los sitios web del gobierno federal siempre usan un dominio. gov o. Antes de compartir información confidencial en línea, asegúrese de estar en un sitio.

Este sitio es seguro. Es por eso que los estafadores siguen usando la promesa de un premio para conseguir su dinero o su información personal. La buena noticia es que hay algunas maneras de determinar si se trata de una estafa.

Los estafadores dirán cualquier cosa para conseguir su dinero. Esto es lo que hacen para tratar de engañarlo para que usted piense que se ganó un premio:. Si tiene dudas sobre un concurso, o sobre la compañía que le está enviando una notificación de premio, haga una búsqueda en línea para ver si encuentra algo.

Una nota especial acerca de los concursos de talentos. En un concurso de talentos — donde los participantes hacen cosas como resolver problemas o contestar preguntas correctamente para ganar premios — le pueden pedir que pague para participar.

En años recientes, la bibliografía sobre evasión se volcó a estudiar el impacto de los premios en la predisposición individual y colectiva a contribuir impuestos. Los estudios siguieron líneas de trabajo desarrolladas desde disciplinas de frontera como la psicología social que venían analizando las reacciones que provocan los premios y castigos en el comportamiento de los individuos frente al cumplimiento de determinadas normas.

Los resultados que se van conociendo sugieren implicaciones relevantes para las políticas tributarias y algunos países comienzan a introducirlas dentro de sus programas tributarios. El objetivo de este trabajo será cotejar el esquema de controles y castigos con el esquema de controles y premios demostrando que, cuando los incentivos naturales a cumplir son bajos como sucede con el pago de impuestos, es necesario crear incentivos paralelos.

Sin embargo, no todos los incentivos son útiles. Su utilidad depende de una serie de condiciones, lo que sugiere que las políticas de premios tienen que estar bien diseñadas para ser efectivas. A partir de una serie de experimentos controlados, se presentarán reacciones de potenciales contribuyentes a diferentes esquemas de premios, evaluando cuáles son los estímulos que resultan más eficientes y menos costosos para el fisco.

El trabajo estará dividido en cuatro partes. En la primera se repasa la bibliografía sobre premios y evasión.

En la segunda se recuentan experiencias realizadas en argentina y el mundo, en la tercera se presentan resultados e hipótesis obtenidas en condiciones controladas y por último, se repasan las principales lecciones extraídas de esos estudios.

Literatura sobre premios y castigos. La literatura sobre evasión tributaria tiene un largo recorrido. Pero un punto en común de los estudios desarrollados para comprender y resolver la informalidad, es que la mayoría se concentraron en diagnosticar el problema, analizar sus causas y evaluar el impacto de diferentes combinaciones de controles y castigos sobre la decisión individual de pagar impuestos.

Buena parte de estos estudios, muchos iniciados a fines de la década del '60 analizan el comportamiento individual apoyados en la hipótesis de que la decisión de pagar impuestos está determinada por la utilidad esperada de esa acción y esa utilidad depende del ingreso esperado, de la probabilidad de ser descubierto, del monto de la sanción, de la tasa impositiva y de la aversión al riesgo Allingham y Sandmo, ; Yitzhaki, A partir de allí, se abrieron varias líneas de investigación, tanto teóricas como empíricas.

Por un lado, las que buscaban profundizar y modelizar la forma en que los individuos estiman la utilidad esperada individual Schmolders, , , ; Kantona, ; Christiansen, ; Koskela, ; Graetzs and Wilde, Por otro, los que buscaban establecer la correlación entre el nivel de cumplimiento y algunas variables influyentes de esa acción, como el nivel de sanciones, las tasas impositivas, las variables macroeconómicas inflación, desempleo, empleo, pobreza , nivel de ingreso, género, edad Mork, ; Clotfelter, ; Slemrod, ; Witte y Woodbury, ; Crane y Nouzard, ; Dubin et al.

Unas de las sugerencias de esos estudios era que, indudablemente, el Estado debía establecer incentivos negativos para disuadir la evasión y siguiendo esas sugerencias, muchas investigaciones se abocaron a establecer qué variables debía mover el fisco para incidir sobre la utilidad esperada individual más controles, sanciones más severas, etc.

Comportamiento fiscal individual: la búsqueda de nuevos fundamentos. No satisfechos por los resultados obtenidos del estudio de las variables tradicionales como explicativas del comportamiento fiscal individual, las investigaciones comenzaron a interesarse por los fundamentos menos evidentes del incumplimiento tributario.

La moral, la culpa, las normas sociales, los valores éticos, las percepciones de equidad en el sistema tributario, la corrupción de los funcionarios públicos, avanzaban como variables explicativas de las decisiones individuales de pagar o evadir impuestos.

Así, a la incidencia de los factores explicativos más tradicionales sobre la evasión se sumaban motivaciones menos visibles pero latentes que permitían entender aspectos esenciales del comportamiento fiscal individual, como por ejemplo, por qué en las mismas condiciones algunas personas pagan y otras evaden; por qué en una misma sociedad algunos consideran un delito no pagar y otros no; o por qué sin penas ni controles hay gente que igualmente contribuye.

El análisis de la influencia de variables conductuales y motivaciones subjetivas fueron abriendo investigaciones hacia campos fronterizos y nutriendo los estudios de evasión con teorías provenientes de ciencias como la psicología, la sociología o la política.

Al mismo tiempo, se fueron usando métodos de investigación más empíricos que permitían estudiar en forma más directa el problema. Como resultado, en las últimas décadas se mejoraron las teorías y modelos relacionados con la evasión tributaria y el cumplimiento fiscal dejó de ser visto solo como una función dependiente de variables objetivas como la probabilidad de ser detectado, la tasa tributaria, los tipos de impuestos o la penalidad impuesta, sino también ligado a la predisposición o voluntad íntima del individuo a pagar o no, que está determinada por factores subjetivos, como sus creencias, valores, o normas sociales.

Entre tantos virajes, una novedad que llegó desde la psicología social fue el estudio de los incentivos positivos en el comportamiento individual.

Esto generó un nuevo punto de inflexión en el abordaje tradicional de la evasión tributaria: el objetivo de estas nuevas líneas de investigación era buscar mecanismos amigables para inducir a los contribuyentes a pagar sus impuestos.

Efectivamente, la metodología dominante para combatir la evasión, se centró durante siglos en métodos coercitivos sanciones y controles.

Y con los estudios iniciados desde fines de los '60, eso no había cambiado: los incentivos que sugerían los modelos y abordajes tradicionales eran netamente coercitivos incentivos negativos.

Los incentivos positivos y el efecto desplazamiento. Los nuevos estudios sobre evasión comenzaban a sugerir que también los incentivos positivos, como es la persuasión amigable o las recompensas, pueden ser buenos elementos para direccionar las acciones individuales de manera que los individuos pudiesen mejorar sus niveles de cumplimiento fiscal.

Es que si algo estaba claro, era que sin controles y sanciones, los contribuyentes no tenían incentivos suficientes a cumplir. La moral tributaria, las normas sociales y los valores éticos relacionados al pago de impuestos debían ser extremadamente robustos para que sin controles y sanciones los contribuyentes contribuyan.

Pero al mismo tiempo y sobre todo en economías con altas motivaciones intrínsecas a no pagar, también se hacía evidente que los incentivos negativos eran insuficientes para desplazar las motivaciones que llevaban al individuo a no pagar y necesitaban ser complementados con acciones más amigables: los incentivos positivos.

Las teorías sobre incentivos, sin embargo, no estaban libres de cuestionamientos. Si bien se sugería que los incentivos externos positivos y negativos podían tener fuerte incidencia sobre las conducta humana, no estaba muy claro qué tipo de efectos provocaban. Una discusión común en los años '70, establecía que los incentivos externos podían tener efectos perversos y terminar minando la voluntad natural de los individuos a cumplir con una norma o a realizar determinada acción voluntaria.

Un iniciador de esa corriente fue Richard Titmuss en , al sugerir que los incentivos monetarios para donar sangre reducían la predisposición voluntaria a donar de los individuos porque se destruía el móvil altruista. Esta hipótesis no fue bien recibida por economistas de la época, que por entonces defendían los efectos positivos de los incentivos Solow, ; Arrow Con el correr de los años los economistas fueron sumando evidencia a favor y en contra de la teoría del desplazamiento de la motivación intrínseca crowding-out of intrinsic motivation mostrando, mediante experimentos y datos empíricos, situaciones sobre cómo los incentivos podían modificar negativa y positivamente las motivaciones individuales a cumplir una norma pagar impuestos, cumplir una norma de tránsito, respetar un horario, etc.

o a realizar otra acción donar sangre. Así, mientras muchos modelos económicos predecían un impacto positivo de los incentivos Andreoni, estudios de campo sugerían efectos ambiguos.

Por ejemplo, Frey y Oberholzer-Gee en confirmaron la teoría del desplazamiento en la recepción que mostraban los ciudadanos suizos a la construcción de almacenes de residuos nucleares.

En la medida que el Gobierno suizo ofreció incentivos a los municipios que los albergaran, la población redujo su aceptación, es decir, el incentivo terminó minando la voluntad inicial a aceptarlos. En el año , Gneezy y Rustichini hicieron otro aporte a favor del crowding-out: con un experimento en 11 jardines de infantes mostraron que en las instituciones donde se aplicó una multa a padres que se retrasaban en buscar a sus niños, aumentó el porcentaje de padres con retraso.

Pero lo más sorprendente llegó luego: al suprimir la multa, los niveles de retraso continuaron elevados. Es decir, el castigo multa aplicada sirvió para que los padres llegaran tarde sin culpa e incluso, una vez retirada la pena, la acción de llegar tarde ya no generó cargo de conciencia entre los padres.

Más recientes, en Mellström y Johannesson confirmaron la hipótesis de Titmuss al rehacer un experimento para evaluar la respuesta de potenciales donantes de sangre ante incentivos. Los autores prueban que la compensación monetaria tiene efecto crowding out sobre las donaciones de sangre: frente al incentivo, se redujo la cantidad de donantes.

Pero en el mismo año, Goette y Stutzer obtienen resultados opuestos, cuando analizaron el impacto de ofrecer un boleto de lotería a los potenciales donantes de sangre.

Sobre una muestra de Recompensas y cumplimiento fiscal: una relación en estudio. La literatura sobre incentivos positivos recompensas aplicadas al cumplimiento tributario es mucho más modesta que la literatura sobre incentivos negativos castigos. Los trabajos vigente en materia de incentivos se pueden dividir según tres aspectos.

Por un lado, los que buscan establecer el impacto real de recompensas en el cumplimiento tributario. Por otro, los que utilizando experimentos controlados se abocan a comparar el impacto de los premios con el de los castigos y evaluar cuáles son más potentes. Una tercera línea de trabajo trata de establecer qué tipo de recompensas son más eficientes para mejorar el cumplimiento sin desplazar las motivaciones intrínsecas.

Un punto de consenso en el estudio del impacto de las recompensas sobre el cumplimiento fiscal, es que así como los castigos aumentan el costo relativo de evadir, las recompensas incrementan los beneficios de pagar.

En , Falkinger y Walther presentan el impacto de las recompensas sobre el cumplimiento tributario como una relación de precios relativos sugiriendo que los modifica a favor de pagar y en contra de evadirlos.

Un año después, Alm et al. Para sumar evidencia, Torgler , estudia cómo los incentivos a la cooperación sistemas de recompensa a los contribuyentes inciden positivamente sobre el pago, en tanto Sour y Gutierrez destacan la importancia de las recompensas para reconocer a los contribuyentes honestos e incrementar el cumplimiento y sugieren que recompensas temporales pueden ayudar a mejorar la predisposición a pagar y mejorar la relación tributaria entre contribuyentes y autoridades tributarias.

Al mismo tiempo, diversos estudios se abocaron a cotejar premios con castigos y comparar su eficiencia. La psicología social hacía años trabajaba en esa dirección aplicada al cumplimiento de normas institucionales.

Esos estudios destacan que recompensas y castigos inducen comportamientos diferentes donde las recompensas parecieran generar mejores resultados que los castigos Skinner ; Sims, ; George, La economía experimental permite confrontar esas disyuntivas con juegos en condiciones controladas, donde los participantes realizan declaraciones de ingresos y pagos de impuestos.

En función de determinada tasa de inspección, deciden si se arriesgan a pagar las penas o recibir el premio por buen cumplimiento Sour, ; Ostrom, La otra cuestión es qué tipo de recompensas ofrecer. Las recompensas pueden dividirse en dos categorías y combinarse entre ellas: recompensas monetarias y no monetarias, recompensas ciertas y probables.

Las recompensas monetarias, pueden tomar diversas formas, como un pago directo, un descuento del pago o la bonificación de alguna cuota en impuestos periódicos. Las recompensas monetarias en tanto, pueden ser proporcionales al monto del impuesto o un monto fijo para todos Feld y Frey, Pero los premios también pueden ser no monetarios.

Fehr, Gächter y Kirchsteigerd encontraron que un regalo puede reforzar la relación de intercambio entre el gobierno y los contribuyentes basada en la reciprocidad y aumentar el cumplimiento en mayor medida que los premios monetarios. Para Feld y Frey, una forma de premiar a los buenos contribuyentes con alto impacto en la moral tributaria y bajo costo es ofrecer descuentos en el acceso a los servicios públicos.

A su vez, otras recompensas pueden ser entradas gratuitas a cines, museos, recitales, descuentos de supermercados, viajes u otros regalos Feld y Frey, ; Giarrizzo y Chelala, Combatiendo la evasión: tipología de medidas aplicadas en Argentina. Siguiendo las líneas de investigación tradicionales, las políticas para combatir la evasión en Argentina y el mundo se han enfocado en aplicar incentivos negativos.

Los mayores controles y penalizaciones son los mecanismos más usados para combatir la evasión. A pesar de ello, la aplicación de incentivos positivos para alentar el pago son crecientes en el mundo. En el caso argentino, en el amplio caudal de medidas implementadas en las últimas décadas para reducir la informalidad, los incentivos negativos son los más frecuentes.

En Giarrizzo-Redel se puede encontrar una categorización de las medidas aplicadas en el país entre y Se trata de una muestra de medidas tributarias aplicadas en el ámbito nacional, anunciadas por la Administración Federal de Ingresos Públicos AFIP tomadas en base a una búsqueda en los principales medios de comunicación.

De allí se establecen nueve categorías de medidas, de acuerdo a su objetivo principal. Figura 1: Medidas aplicadas en Argentina para combatir la evasión Fuente : Giarrizzo-Redel, Documento de Trabajo. Pero a pesar que la metodología dominante continúa centrada en controles y castigos, en los últimos años muchos países han incorporado esquemas de premios al buen contribuyente donde se buscan dos efectos simultáneos: a Recompensar al buen pagador para fidelizar su comportamiento; b Incentivar al evasor a cumplir con sus impuestos.

Con diferentes características y diseños, en América latina se observan experiencias en Perú, Colombia, Venezuela, México, Uruguay, Ecuador o Bolivia, en tanto países europeos como España y Suiza también vienen incorporándolas. Los incentivos más comunes son los descuentos por pago anual de tributos periódicos como el inmobiliario o automotor.

Pero la variedad de recompensas es más amplia. En Perú, hay programas al buen contribuyente que premian con devoluciones de impuestos y atención preferencial en los trámites referidos a pagos impositivos.

A nivel municipal, hay programas como el que se aplica en la localidad de Puno, donde los contribuyentes que tienen sus impuestos al día reciben cupones de sorteo de autos y electrodomésticos. Un programa peculiar se aplica en Teziutlán, México, donde se sortean 40 regalos mensuales como muebles y electrodomésticos entre los contribuyentes cumplidores.

En la Argentina, en todos los niveles de gobierno nacional, provincial y municipal se vienen realizando experiencias de incentivos positivos como mecanismo para alentar el cumplimiento fiscal.

En el ámbito nacional, las más conocidas fueron las que inducen a los individuos a ser agentes de control indirectos del pago del Impuesto al Valor Agregado IVA al estimular pedir el ticket luego de una compra. La primera experiencia fue el LoterIVA, que funcionó entre y Era un sistema de premio monetario probabilístico, donde el público debía enviar al organismo de control las facturas de compra por correo postal.

Esas facturas eran puestas en un sorteo y la entidad entregaba premios monetarios dinero en efectivo. El sistema tuvo una participación muy alta al comienzo por la novedad y la ilusión de ganar el premio.

Pero pronto el entusiasmo se vio frenado por el costo que implicaba la participación del contribuyente el franqueo postal y la baja probabilidad de recibir el premio. En el año se comenzó a aplicar una nueva variante del Loteriva, que se denominó Iva y Vuelta.

También se trató de un premio probabilístico, pero no monetario. Los contribuyentes debían enviar los datos de facturación vía internet a cambio de los cuáles recibirían un número para el sorteo de un automóvil.

El programa tuvo alto marketing inicial pero el entusiasmo bajó cuando se redujo la publicidad y frente a la baja probabilidad asignada por el público a ganar. Finalmente el programa se retiró. Otro mecanismo de premios vigente a nivel nacional, es la reducción de una cuota anual del monotributo cuando el contribuyente adhiere el pago de la cuota mensual al débito automático.

Donde más variedad de programas hay, es en provincias y municipios, que vienen implementando experiencias de incentivos positivos por el pago en determinados impuestos.

Los incentivos más comunes son los monetarios, particularmente los que bonifican una porción de la cuota o realizan descuento por pago anual anticipado de cuotas periódicas.

Sin embargo, hay programas vigentes de premios no económicos, que involucran otras recompensas para premiar el buen comportamiento fiscal.

Experiencias de premios económicos en la argentina. Los incentivos monetarios son las recompensas más comunes dentro de las políticas de incentivos positivos. Los incentivos monetarios pueden consistir en descuentos de un impuesto o una recompensa monetaria que se asigna no como descuento sino como premio y que generalmente es probabilística sorteo de dinero.

Los incentivos monetarios más frecuentes son los que realizan un descuento o bonificación por el pago anual anticipado de impuestos periódicos. En la Argentina es común aplicar esos descuentos sobre los impuestos inmobiliarios y automotor. El objetivo del fisco es reducir la tasa de morosidad en esos pagos, en la que por olvido o decisión, incurren muchos contribuyentes.

Ese tipo de bonificaciones es una práctica común y frecuente en la mayoría de las provincias del país. Otra tipología de premios monetarios consiste en premiar al contribuyente con una suma de dinero. Jugamos el premio mayor de la lotería cuando nos sentimos afortunados.

Pero, ¿cómo se asegura un ganador de tener suerte cuando tiene éxito? Ganar el premio mayor de la lotería puede parecer un sueño hecho realidad: al gastar unos pocos dólares y seleccionar algunos números, una persona puede ganar una enorme cantidad de dinero. Pero nunca es tan simple.

Con el bache en la cuenta bancaria de un ganador, un ganador de la lotería también podría tener algunos baches en sus planes financieros y patrimoniales. Como tal, la intersección de la planificación fiscal y la planificación patrimonial se vuelve particularmente crítica después de ganar una suma de dinero en la lotería.

Implicaciones Financieras Federales Si algo es cierto en la vida, son los impuestos. Ganar el premio mayor de la lotería no exime a una persona de pagar los impuestos federales y estatales sobre sus nuevos ingresos.

Los ganadores del premio mayor de la lotería que tengan un número de Seguro Social estarán sujetos a la tasa impositiva federal del 24 por ciento.

Para aquellos ganadores del premio mayor que no tienen un número de Seguro Social, la tasa impositiva federal pasa al 28 por ciento.

Los ganadores del premio mayor que viven fuera de los Estados Unidos están sujetos a una tasa impositiva federal del 30 por ciento. El gobierno estadounidense retiene automáticamente el impuesto federal aplicable del monto del premio antes de desembolsar el resto del dinero del premio al ganador.

El afortunado contribuyente solo necesita declarar sus ganancias como "otros ingresos" en su Formulario declaración de impuestos. Podría decirse que la decisión más importante para los afortunados ganadores es si se embolsan el dinero del premio como una suma global de valor actual o si eligen un plan de anualidad.

El impuesto sobre el dinero del premio a tanto alzado se retendría inmediatamente a la tasa impositiva federal del 24 por ciento, y los contribuyentes ganadores pagarían impuestos sobre sus ingresos totales de ese año a una tasa impositiva progresiva, que suele ser la categoría impositiva más alta.

del 37 por ciento. Sin embargo, los contribuyentes pueden evitar pagar impuestos sobre las mismas ganancias dos veces con la ayuda del Formulario W-2G, que le permite a la autoridad fiscal saber que los impuestos ya fueron retenidos, como se muestra en el Recuadro 4 del Formulario W-2G para federales y los Recuadros 15 y 17 para retenciones de impuestos estatales y locales, si corresponde.

Así, los contribuyentes esencialmente pagan por adelantado una parte de sus impuestos sobre la renta a través de las retenciones y son responsables del resto adeudado a la tasa progresiva. Para el contribuyente inteligente ¡usted! que busca minimizar su obligación tributaria, un plan de anualidad podría ser beneficioso.

Un plan de anualidad, que paga una parte del premio en cuotas cada año, ayuda a proteger contra la posibilidad de sobrevivir a los activos de la lotería y reduce la carga fiscal, ya que los impuestos se basan en cada desembolso más pequeño en lugar de la suma global total.

Una advertencia para el plan de anualidad es que los desembolsos terminarán con la muerte del propietario de la anualidad. Sin embargo, un contribuyente puede seleccionar una anualidad con una disposición de beneficio por muerte que le permite al propietario designar un beneficiario para recibir el monto mayor entre todo el dinero restante o un mínimo garantizado.

Implicaciones financieras estatales: ¿quién, qué, cuándo y dónde?

Missing Rewards te brinda acceso instantáneo a beneficios GRATUITOS, incluyendo el favorito de los miembros, los descuentos locales, con los que puedes ahorrar en A través de NYRR Race Free, ofrecemos cupos gratuitos para todas nuestras carreras semanales (excepto la Summer Speed Series, las carreras cross-country y

Premios Monetarios Gratuitos - Usted tiene que pagar para obtener su premio. Pero los verdaderos premios son gratis. · Dicen que al pagar usted aumenta sus probabilidades de ganar. Pero los Missing Rewards te brinda acceso instantáneo a beneficios GRATUITOS, incluyendo el favorito de los miembros, los descuentos locales, con los que puedes ahorrar en A través de NYRR Race Free, ofrecemos cupos gratuitos para todas nuestras carreras semanales (excepto la Summer Speed Series, las carreras cross-country y

En el premio asignado al Grupo 3, las gaseosas y chocolates se pusieron visiblemente sobre la mesa, y de acuerdo con experimentos similares realizados en el marco de este trabajo, puede observarse que su incidencia es mayor cuando el premio se muestra.

En el caso b una implicancia de la manifestación de injusticia manifestada por los participantes, es que las políticas de premios deberían estar coordinadas entre las provincias y municipios que las aplican.

De manera que, un ciudadano de una localidad que recibe una recompensa por tener determinado impuesto al día no termine percibiendo el premio como injusto porque otro municipio asigna un premio superior.

En ese caso el incentivo podría volverse neutro o negativo. Hipótesis B: tipos de incentivos más eficientes.

En el experimento planteado, los incentivos no monetarios tuvieron mejor resultado que los monetarios, incluso cuando su valor económico objetivo fue el mismo. El resultado fue llamativo, porque los participantes prefirieron más el premio definido una gaseosa o un chocolate , que recibir un dinero para gastar según su propio gusto o criterio.

No es el objetivo de este trabajo analizar los factores subjetivos que determinan ese tipo de comportamientos entre individuos, que seguramente se modifica de acuerdo a variables como el monto del premio en efectivo, el tipo de premio monetario o la forma en que se lo comunica. Pero sí reflexionar acerca de cómo el tipo de premios que se instrumentan y la forma en que se comunican, cumplen un papel importante en la adhesión que generan.

Por ejemplo, la comunicación visual de los incentivos positivos parece jugar un rol relevante en el comportamiento individual, no solo porque genera el deseo sino porque incide en la credibilidad de los participantes sobre que efectivamente recibirán el premio.

En Argentina y el mundo las primeras experiencias de incentivos positivos al pago de impuestos fueron premios probabilísticos donde los contribuyentes participaban de sorteos de premios dinero efectivo o productos de alto valor como un auto. Sin embargo, de los resultados de esos programas y de los experimentos realizados en este y otros trabajos, se puede inducir que esos incentivos generan alta adhesión inicial impulsada por el marketing que hacen los organismos de control para que la gente adhiera y el impacto visual que provoca el premio.

Pero luego de los primeros sorteos, cuando el público comienza a percibir que la probabilidad de ganar es baja, la participación decae. Frente a esa opción, es preferible premios de menor valor pero en mayor cantidad: por ejemplo, podría tener mayor impacto convertir un auto sorteado en o premios no monetarios de menor valor.

De controlar y castigar a controlar, castigar y premiar. A lo largo de los siglos se han ido implementando múltiples mecanismos para inducir el cumplimiento fiscal. Esas medidas involucran desde mayores controles, multas severas, cambios en las alícuotas, mejoras en los sistemas de recaudación y más recientemente, el uso de tecnología informática sofisticada para forzar el pago.

Todos esos mecanismos tienen un mismo objetivo: mejorar el comportamiento fiscal de los contribuyentes. Pero tras décadas utilizando y sofisticando esos mecanismos de control, gestión y castigo, posiblemente lo que está marcando la combinación entre la cantidad de medidas aplicadas y la insuficiencia de resultados obtenidos, es que las políticas coercitivas no son suficientes.

Frente a ello la pregunta es: ¿por qué no complementar el tradicional modelo de controlar y castigar por un modelo de controles, castigos y premios? Las experiencias en materia de incentivos positivos son crecientes.

Y los resultados empíricos revelan que en determinadas condiciones pueden ser útiles para incrementar el cumplimiento de algunos impuestos. Los experimentos de laboratorio muestran la misma eficiencia: son muchos los contribuyentes que responden positivamente cuando se les incluye una zanahoria dentro de su canasta de opciones.

Pagar impuestos no es una acción que genere incentivos per se a cumplir. Como consecuencia, durante mucho tiempo los principales incentivos para inducir el pago fueron de carácter negativos. Los insuficientes resultados en esa batalla histórica posiblemente muestren que llegó el momento de darle mayor lugar a los incentivos positivos en el diseño de políticas destinadas a incrementar la formalidad.

Si para los contribuyentes el uso que hace el Estado de los fondos tributarios que recauda no es un incentivo a cumplir, es necesario crear incentivos paralelos.

Esos incentivos implican complementar el tradicional esquema de controles y castigos por uno que además, involucre premios al buen contribuyente.

Sin embargo, las políticas de incentivos positivos requieren su propio estudio. Para que los individuos puedan alcanzar una solución óptima es necesario elegir el mecanismo de incentivos adecuado.

De los estudios experimentales realizados en argentina, surge que en economías donde hay restricciones de ingresos importantes, donde la moral tributaria no es suficientemente robusta Giarrizzo-Sivori, o donde la población percibe corrupción e ineficiencias en el manejo de los ingresos públicos Giarrizzo-Scolnic, , , los incentivos positivos incrementan la tasa de cumplimiento si al mismo tiempo existen controles y castigos.

Si no hay fiscalización, la tendencia natural del promedio de los individuos es a evadir porque se maximizará principalmente el ingreso. Pero cuando hay controles y penas, la evasión comienza a pesar en determinados contribuyentes y frente al estímulo del premio, se modifica su decisión de no contribuir a sí contribuir.

La intensidad de ese cambio a cuántos individuos alcanza y si se logra mantenerlos en ese comportamiento depende del tipo de incentivos y sobre esas opciones hay que continuar explorando. En este trabajo se arrojó evidencia para comparar los efectos de otorgar premios monetarios y no monetarios.

Se pudo comprobar que cuando se asignaron premios no monetarios y se los hizo visible creando el deseo entre los beneficiarios, aumentó en mayor proporción la participación de buenos contribuyentes que cuando se realizaron descuentos de dinero por pagar con el mismo valor objetivo. Resultados en esa dirección fueron obtenidos en por Fehr, Gächter y Kirchsteigerd encontrando que un regalo puede reforzar la relación de intercambio entre gobierno y contribuyentes basada en la reciprocidad y aumentar el cumplimiento en mayor medida que los premios monetarios.

El experimento que se presenta refuerza esos resultados aplicados al contribuyente argentino. Muchos países del mundo vienen aplicando programas de incentivos positivos para combatir la evasión. Sin embargo, para que esos programas ganen crédito, hay que avanzar en diversos frentes.

Uno de ellos, es darle continuidad a esas acciones independientemente de los cambios políticos que se van produciendo en las administraciones públicas.

Simultáneamente, los organismos de control de provincias y municipios deberían trabajar en acciones coordinadas para aplicar programas homogéneos.

De esa forma se evitaría el efecto desaliento que puede provocar en un contribuyente que en la localidad vecina se asignen mejores beneficios. Por último, hay que continuar explorando el comportamiento de los contribuyentes, conociendo sus preferencias y deseos, para encontrar las combinaciones más óptimas de premios y evitar el gasto ineficiente de recursos en esos programas.

ALLINGHAM, M. y SANDMO, A. Journal of Public Economy. ANDREONI, J. Economic Journal, American Economic Review, American Economic Association, CHELALA, S. y GIARRIZZO, V.

Un Análisis Experimental sobre el impacto de los Premios en el pago de impuestos". Anales Asociación Argentina de Economía Política, Noviembre Journal of Public Economics, Review of Economics and Statistics, DAS-GUPTA, A.

Dehli, Oxford University Press. FREY, B. Rationality and Society, FREY B. American Economic Review, y JEGEN, R. Journal of Economic Surveys, y GOETTE, L.

Working Paper, University of Zurich. GEORGE, J. Journal of Occupational and Organizational Psychology, GIARRIZZO, V. y REDEL, G. Controlar y Castigar: limitaciones de la metodología dominante para combatir la evasión. y SIVORI, J. El caso de los moralistas evasores".

Pecvnia, y SCOLNIC, N. Estudios Económicos. En prensa aceptado para su publicación. GNEEZY U. The Quarterly Journal of Economics, a. GNEEZY, U. Legal Studies, b. GOETTE, L y STUTZER, A.

IZA Working Paper No. GRAETZ, M. y WILDE, L. GUTIERREZ, M. y SOUR L. Documentos de Trabajo, CIDE, DAP N° KOSKELA, E. LEDERMAN, L.

Ohio State Law Journal, SIGMUND, K. y NOWAK, M. Proceedings of the National Academy of Sciences, SLEMROD, J. Journal of Economic Perspectives, TITMUSS, R. The Gift Relationship. Allen and Unwin, London, UK.

TORGLER, B. Journal of Socio- Economics, Journal of Asian Economics, , Vol. Public Choice, The evolution of tax morale in Modern Spain. Georgia State University, Andrew Young Scholl of Policy studies [ Links ] Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons.

Servicios Personalizados Revista. SciELO Analytics Google Scholar H5M5. Español pdf Articulo en XML Referencias del artículo Como citar este artículo SciELO Analytics Traducción automática Enviar articulo por email. Citado por SciELO. Similares en SciELO. Un experimento controlado Victoria, Giarrizzo Facultad de Ciencias Económicas Universidad de Buenos Aires Córdoba , Piso 1.

com RESUMEN Tras siglos donde controlar y castigar conformó la base de las políticas diseñadas para combatir la evasión, los resultados en muchas economías del mundo están lejos de lo esperado.

Comportamiento fiscal individual: la búsqueda de nuevos fundamentos No satisfechos por los resultados obtenidos del estudio de las variables tradicionales como explicativas del comportamiento fiscal individual, las investigaciones comenzaron a interesarse por los fundamentos menos evidentes del incumplimiento tributario.

Los incentivos positivos y el efecto desplazamiento Los nuevos estudios sobre evasión comenzaban a sugerir que también los incentivos positivos, como es la persuasión amigable o las recompensas, pueden ser buenos elementos para direccionar las acciones individuales de manera que los individuos pudiesen mejorar sus niveles de cumplimiento fiscal.

Recompensas y cumplimiento fiscal: una relación en estudio La literatura sobre incentivos positivos recompensas aplicadas al cumplimiento tributario es mucho más modesta que la literatura sobre incentivos negativos castigos.

Los premios van desde sorteos mensuales de productos, tarjetas de crédito con saldos o privilegios en los tiempos de espera para determinados trámites. Las experiencias más recientes y vigentes de este tipo de incentivos son:.

Comportamiento individual frente a Incentivos positivos. Si bien los modelos formales que abordan el problema de la evasión y las políticas públicas que intentan combatirla se concentran en el impacto esperado de los controles y sanciones, crecen las líneas de trabajo que evalúan la asignación de incentivos por cumplir.

La evidencia disponible sugiere que cuando para los contribuyentes el uso que hace el Estado de los fondos tributarios no es un incentivo a pagar impuestos porque no evalúan positivamente el retorno social que obtienen de esa contribución individual Giarrizzo-Scolnic, y cuando los mecanismos de controles y sanciones no alcanzan para inducir el pago, los gobiernos deben crear incentivos que incrementen el beneficio por cumplir.

No obstante, los estudios teóricos sobre el impacto de los incentivos positivos aplicados al tema evasión son escasos y eso explicaría por qué las políticas de premios aún no son consideradas una herramienta relevante en el combate a la evasión. Cubriendo la escasez de estudios, mediante un experimento controlado se testearán dos hipótesis:.

a Hipótesis A: demostrar que cuando los incentivos naturales a cumplir son bajos y los incentivos negativos resultan insuficientes para inducir el pago, es eficiente complementarlos con incentivos positivos. b Hipótesis B: demostrar que no todos los incentivos positivos son útiles.

Hay incentivos que sirven para premiar a quienes ya pagan pero no tienen impacto sobre la población que no contribuye, otros que no sirven en absoluto, en tanto hay programas con impacto sobre la población que no contribuye o sobre aquella que contribuye parcialmente. Para testear la Hipótesis B se categorizaron los premios en cuatro tipos:.

b Premio monetario probable: sorteo de un monto de dinero donde la probabilidad de obtenerlo depende de la cantidad de premios asignados y de la cantidad de cumplidores. d Premio no monetario probable: participación en un sorteo por un premio donde la probabilidad de obtenerlo depende de la cantidad de premios asignados.

Diseño del experimento. Para testear las hipótesis se llevó adelante un experimento simple, con 40 alumnos universitarios de entre 21 y 30 años. El experimento se realizó en diciembre de , en dos tandas, con un intervalo de dos semanas entre cada una.

El objetivo fue testear cómo responden los individuos al cumplimiento de una norma fiscal cuando, además de castigos por no cumplir, se asignan premios por cumplir. Simultáneamente, se testearon las diferencias de comportamiento entre los premios monetarios ciertos y no monetarios ciertos.

La convocatoria de los participantes se realizó con el objetivo de participar en una sesión de debate sobre la pobreza en la Argentina. Las sesiones de debate grupales se llevaron a cabo con la dirección de un coordinador y se desarrollaron normalmente: se arrojaron ideas, se discutieron hipótesis, intentando que los participantes perciban la actividad como un trabajo.

Algunas de estas I y N fueron comunes a todos los grupos, en tanto en los grupos 1 y 3 se introdujeron modificaciones. Las pautas comunes fueron:. I1 : para cobrar el dinero, cada participante ingresaría a un aula, en forma individual.

El sobre debía ser colocado en una urna ubicada en el aula. Como se especificó que las decisiones son individuales e independientes, dentro del aula cada participante podía tomar la decisión que desee, ya que no sería observado durante esa acción.

Así, a su turno, cada participante dentro del aula podía decidir entre tres opciones:. a cumplir completamente con N1 y pagar todo el impuesto;. b cumplir parcialmente con N1 y pagar solo una parte del impuesto;.

En su decisión debía tener en cuenta las siguientes N2 y N Sobre un total de 20 participantes, se tomarían 4 sobres de la urna. Estas fueron las Instrucciones y Normas comunes a todos los grupos.

Sin embargo, en los grupos 1 y 3 se agregaron incentivos. El experimento tuvo una particularidad: en el Grupo 1 se realizó independientemente, y en los Grupos 2 y 3 se les dieron las indicaciones en simultáneo. En la sesión en simultáneo entre los Grupos 2 y 3, los del Grupo 2 sabían que no recibirían premios y que los del grupo 3 sí recibirían un premio si cumplían.

Los participantes del Grupo 3 fueron los mismos que integraron el Grupo 1, solo que fueron citados a las dos semanas siguientes. El objetivo de dividir en tres grupos fue testear cómo inciden sobre la tasa de cumplimiento los incentivos positivos.

Si pueden ser los premios un incentivo para incrementar la tasa de cumplimiento en un marco institucional como el que conforman las obligaciones tributarias, si los premios monetarios son más efectivos que los no monetarios, o si de todos modos los individuos resistirán el pago buscando maximizar su ingreso disponible.

Con ese sentido fue que al Grupo 2 no se otorgaron incentivos al cumplimiento y en los grupos 1 y 3, sí. La diferencia entre los Grupos 1 y 3, fue que en el 1 se asignó un premio monetario y en el 3 un premio no monetario.

Las características del experimento se resumen de la siguiente forma:. Figura 2: Características generales del experimento Fuente : Elaboración Propia. Hipótesis A: los incentivos positivos como política fiscal complementaria.

Los resultados del experimento confirmaron la hipótesis A planteada: cuando los incentivos naturales a cumplir son bajos y los incentivos negativos resultan insuficientes para inducir el pago, los incentivos positivos pueden ser un buen complemento.

La comparación de resultados entre los Grupos 1, 2 y 3 confirman que en idénticas condiciones, mismo tipo de impuesto, misma tasa impositiva, misma probabilidad de ser detectado y con grupos poblacionales de similares características, los individuos que recibieron incentivos por cumplir con las normas incrementaron su grado de cumplimiento.

Figura 3: Resultados del juego Fuente :Elaboración Propia. Las diferencias en el cumplimiento entre los Grupos con incentivos 1 y 3 y sin incentivos Grupo 2 muestran la incidencia de los premios en el pago.

Sin embargo, surgen dos cuestiones del experimento. Por un lado, sorprendió la suba del cumplimiento entre los Grupos 1 y 3, cuando, en lugar de asignarse un premio monetario cierto se asignó un premio no monetario cierto cuyo valor objetivo era el mismo.

Es decir: el valor monetario del premio monetario del Grupo 1 fue igual al valor monetario del premio del Grupo 3. Pero a pesar de esa igualdad, el valor subjetivo que le asignaron los participantes fue diferente y por eso en el Grupo 3 hubo mayor tasa de cumplimiento.

Una posible hipótesis podría ser que en el comportamiento del Grupo 2 incidió saber que no recibirían premio en tanto sus pares sí y ese malestar redujo la tasa de cumplimiento.

La característica de ese juego fue que cada Grupo desconocía las reglas de los otros. Como resultado, los grupos con incentivos tuvieron un mejor comportamiento que los sin incentivos, aunque se testearon otro tipo de recompensas. Eso descartaría que el menor cumplimiento del Grupo 2 fuera por efecto enojo de los participantes, independientemente de que lo hubiera generado.

Un punto interesante en el experimento que se presenta, es lo que manifestaron los participantes del Grupo 2 tras el juego:. Claro que esa es la intensión de cumplimiento manifestado, que posiblemente no coincida con el cumplimiento efectivo que se obtiene si a ese grupo se le repitiera la prueba con incentivos.

Estos dos resultados tienen lecturas relevantes para el diseño de las políticas de premios. En el caso a los premios no monetarios inciden positivamente porque generan efecto visual.

Posiblemente no es lo mismo anunciar que quienes cumplen van a ser premiados con un regalo viaje, toallas, pen drive u otro objeto a elección dentro de una canasta posible que además de anunciarlo generar el deseo mostrando el premio. En el premio asignado al Grupo 3, las gaseosas y chocolates se pusieron visiblemente sobre la mesa, y de acuerdo con experimentos similares realizados en el marco de este trabajo, puede observarse que su incidencia es mayor cuando el premio se muestra.

En el caso b una implicancia de la manifestación de injusticia manifestada por los participantes, es que las políticas de premios deberían estar coordinadas entre las provincias y municipios que las aplican.

De manera que, un ciudadano de una localidad que recibe una recompensa por tener determinado impuesto al día no termine percibiendo el premio como injusto porque otro municipio asigna un premio superior.

En ese caso el incentivo podría volverse neutro o negativo. Hipótesis B: tipos de incentivos más eficientes. En el experimento planteado, los incentivos no monetarios tuvieron mejor resultado que los monetarios, incluso cuando su valor económico objetivo fue el mismo. El resultado fue llamativo, porque los participantes prefirieron más el premio definido una gaseosa o un chocolate , que recibir un dinero para gastar según su propio gusto o criterio.

No es el objetivo de este trabajo analizar los factores subjetivos que determinan ese tipo de comportamientos entre individuos, que seguramente se modifica de acuerdo a variables como el monto del premio en efectivo, el tipo de premio monetario o la forma en que se lo comunica.

Pero sí reflexionar acerca de cómo el tipo de premios que se instrumentan y la forma en que se comunican, cumplen un papel importante en la adhesión que generan. Por ejemplo, la comunicación visual de los incentivos positivos parece jugar un rol relevante en el comportamiento individual, no solo porque genera el deseo sino porque incide en la credibilidad de los participantes sobre que efectivamente recibirán el premio.

En Argentina y el mundo las primeras experiencias de incentivos positivos al pago de impuestos fueron premios probabilísticos donde los contribuyentes participaban de sorteos de premios dinero efectivo o productos de alto valor como un auto.

Sin embargo, de los resultados de esos programas y de los experimentos realizados en este y otros trabajos, se puede inducir que esos incentivos generan alta adhesión inicial impulsada por el marketing que hacen los organismos de control para que la gente adhiera y el impacto visual que provoca el premio.

Pero luego de los primeros sorteos, cuando el público comienza a percibir que la probabilidad de ganar es baja, la participación decae. Frente a esa opción, es preferible premios de menor valor pero en mayor cantidad: por ejemplo, podría tener mayor impacto convertir un auto sorteado en o premios no monetarios de menor valor.

De controlar y castigar a controlar, castigar y premiar. A lo largo de los siglos se han ido implementando múltiples mecanismos para inducir el cumplimiento fiscal.

Esas medidas involucran desde mayores controles, multas severas, cambios en las alícuotas, mejoras en los sistemas de recaudación y más recientemente, el uso de tecnología informática sofisticada para forzar el pago. Todos esos mecanismos tienen un mismo objetivo: mejorar el comportamiento fiscal de los contribuyentes.

Pero tras décadas utilizando y sofisticando esos mecanismos de control, gestión y castigo, posiblemente lo que está marcando la combinación entre la cantidad de medidas aplicadas y la insuficiencia de resultados obtenidos, es que las políticas coercitivas no son suficientes.

Frente a ello la pregunta es: ¿por qué no complementar el tradicional modelo de controlar y castigar por un modelo de controles, castigos y premios? Las experiencias en materia de incentivos positivos son crecientes.

Y los resultados empíricos revelan que en determinadas condiciones pueden ser útiles para incrementar el cumplimiento de algunos impuestos.

Los experimentos de laboratorio muestran la misma eficiencia: son muchos los contribuyentes que responden positivamente cuando se les incluye una zanahoria dentro de su canasta de opciones. Pagar impuestos no es una acción que genere incentivos per se a cumplir.

Como consecuencia, durante mucho tiempo los principales incentivos para inducir el pago fueron de carácter negativos. Los insuficientes resultados en esa batalla histórica posiblemente muestren que llegó el momento de darle mayor lugar a los incentivos positivos en el diseño de políticas destinadas a incrementar la formalidad.

Si para los contribuyentes el uso que hace el Estado de los fondos tributarios que recauda no es un incentivo a cumplir, es necesario crear incentivos paralelos. Esos incentivos implican complementar el tradicional esquema de controles y castigos por uno que además, involucre premios al buen contribuyente.

Sin embargo, las políticas de incentivos positivos requieren su propio estudio. Para que los individuos puedan alcanzar una solución óptima es necesario elegir el mecanismo de incentivos adecuado.

De los estudios experimentales realizados en argentina, surge que en economías donde hay restricciones de ingresos importantes, donde la moral tributaria no es suficientemente robusta Giarrizzo-Sivori, o donde la población percibe corrupción e ineficiencias en el manejo de los ingresos públicos Giarrizzo-Scolnic, , , los incentivos positivos incrementan la tasa de cumplimiento si al mismo tiempo existen controles y castigos.

Si no hay fiscalización, la tendencia natural del promedio de los individuos es a evadir porque se maximizará principalmente el ingreso. Pero cuando hay controles y penas, la evasión comienza a pesar en determinados contribuyentes y frente al estímulo del premio, se modifica su decisión de no contribuir a sí contribuir.

La intensidad de ese cambio a cuántos individuos alcanza y si se logra mantenerlos en ese comportamiento depende del tipo de incentivos y sobre esas opciones hay que continuar explorando. En este trabajo se arrojó evidencia para comparar los efectos de otorgar premios monetarios y no monetarios.

Se pudo comprobar que cuando se asignaron premios no monetarios y se los hizo visible creando el deseo entre los beneficiarios, aumentó en mayor proporción la participación de buenos contribuyentes que cuando se realizaron descuentos de dinero por pagar con el mismo valor objetivo.

Resultados en esa dirección fueron obtenidos en por Fehr, Gächter y Kirchsteigerd encontrando que un regalo puede reforzar la relación de intercambio entre gobierno y contribuyentes basada en la reciprocidad y aumentar el cumplimiento en mayor medida que los premios monetarios.

El experimento que se presenta refuerza esos resultados aplicados al contribuyente argentino. Muchos países del mundo vienen aplicando programas de incentivos positivos para combatir la evasión.

Sin embargo, para que esos programas ganen crédito, hay que avanzar en diversos frentes. Uno de ellos, es darle continuidad a esas acciones independientemente de los cambios políticos que se van produciendo en las administraciones públicas. Simultáneamente, los organismos de control de provincias y municipios deberían trabajar en acciones coordinadas para aplicar programas homogéneos.

De esa forma se evitaría el efecto desaliento que puede provocar en un contribuyente que en la localidad vecina se asignen mejores beneficios. Por último, hay que continuar explorando el comportamiento de los contribuyentes, conociendo sus preferencias y deseos, para encontrar las combinaciones más óptimas de premios y evitar el gasto ineficiente de recursos en esos programas.

ALLINGHAM, M. y SANDMO, A. Journal of Public Economy. ANDREONI, J. Economic Journal, American Economic Review, American Economic Association, CHELALA, S. y GIARRIZZO, V. Un Análisis Experimental sobre el impacto de los Premios en el pago de impuestos".

Anales Asociación Argentina de Economía Política, Noviembre Journal of Public Economics, Review of Economics and Statistics, anonimato Aunque hay estados que permiten que los ganadores permanezcan en el anonimato, California no permite que los ganadores del premio mayor de lotería mantengan el anonimato.

De hecho, las leyes de divulgación de California exigen que la lotería publique el nombre completo del ganador, el nombre y la ubicación del negocio que vendió el boleto ganador y las ganancias totales.

Aunque la divulgación es inevitable, los ganadores de la lotería de California pueden aprovechar el período de tres meses que cada ganador tiene para cobrar su premio.

Esperar para presentar un boleto ganador permite que el caos público se asiente primero, lo que puede tener un profundo impacto en la seguridad de un ganador. A menudo, la riqueza repentina puede posicionar a un ganador como blanco de acoso y solicitudes de dinero por parte de personas que se sienten con derecho a una parte de las ganancias.

Como tal, un ganador prudente debería usar el tiempo de espera sabiamente. Y, la creación de un plan patrimonial es muy inteligente, de hecho. Implicaciones de la planificación patrimonial Para muchos, ganar el premio mayor de la lotería es un cambio de vida en más de un sentido.

Más allá de disfrutar de una gran suma de dinero, ganar la lotería brinda a los ganadores la oportunidad de crear un legado de riqueza y seguridad generacional. Antes de reservar un viaje de un mes a Europa o publicar acerca de ganar el premio gordo en las redes sociales, un ganador de lotería sensato debe reunir a su equipo financiero y legal para maximizar las protecciones disponibles para él y sus nuevos ingresos.

Idealmente, este equipo debe estar compuesto por un abogado, un asesor financiero, un asesor fiscal y un profesional de seguros para una evaluación experta y asesoramiento sobre los próximos pasos importantes. Fideicomisos Un abogado con experiencia en fideicomisos y sucesiones puede crear un fideicomiso para el dinero del premio que ayude a proteger las ganancias.

Esto puede ser especialmente útil para los ganadores en estados que no permiten el anonimato. Los fideicomisos pueden ser revocables o modificables durante la vida del fideicomitente, pero los acreedores aún pueden cobrar de dichos fideicomisos.

Los fideicomisos irrevocables brindan al fideicomitente una mayor protección de los activos porque los cambios solo se pueden realizar si todas las partes del fideicomiso, incluidos el fideicomitente, el fideicomisario y los beneficiarios, están de acuerdo con los cambios.

Esto puede ser útil para los ganadores singulares que desean asegurarse de que sus activos estén en orden y puede ayudar a disipar o evitar disputas entre los ganadores que aceptaron participar en la lotería como grupo.

Los ganadores también pueden optar por elegir una estructura de fideicomiso que ofrezca un anonimato aún mayor mediante el uso de un fideicomiso ciego. Tal fideicomiso puede ser revocable o irrevocable, y requiere que los beneficiarios no tengan conocimiento del monto contenido en el fideicomiso.

De hecho, un fideicomiso ciego puede eludir las leyes de divulgación de California; si un ganador dona su boleto ganador al fideicomiso ciego antes de reclamar las ganancias, el fideicomiso se nombra ganador.

Esto evita que el nombre de cualquier persona ganadora se haga público, lo que garantiza una mayor privacidad y protección. Dejando un legado Además de crear un fideicomiso, los ganadores también pueden tomar decisiones bien pensadas con respecto a su patrimonio.

Una consideración importante para cualquier ganador de la lotería es identificar a los beneficiarios del patrimonio del ganador. Los beneficiarios pueden incluir a los herederos del ganador u otros familiares o amigos.

Los ganadores también pueden designar organizaciones benéficas u otras instituciones como beneficiarios.

Video

DIRECTO: Laffer en la FED; BoJ hace historia; China quiere estar en la paz de Ucrania; poder Nvidia Diseño Monetarils experimento. El objetivo de Monetraios Premios Monetarios Gratuitos tres grupos fue Premios Monetarios Gratuitos cómo inciden Orientación en juego online la tasa de cumplimiento los incentivos positivos. Premio sea Premioz prefiera la relajación, la aventura o la inmersión cultural, el mundo está lleno de destinos esperando ser explorados. Manténgase actualizado a través de los canales de comunicación oficiales para asegurarse de no perder ninguna oportunidad. Estos premios alcanzan a menudo cifras astronómicas, capaces de transformar la vida de los ganadores de la noche a la mañana. Premios de bonos de loteria explorando las recompensas

Premios Monetarios Gratuitos - Usted tiene que pagar para obtener su premio. Pero los verdaderos premios son gratis. · Dicen que al pagar usted aumenta sus probabilidades de ganar. Pero los Missing Rewards te brinda acceso instantáneo a beneficios GRATUITOS, incluyendo el favorito de los miembros, los descuentos locales, con los que puedes ahorrar en A través de NYRR Race Free, ofrecemos cupos gratuitos para todas nuestras carreras semanales (excepto la Summer Speed Series, las carreras cross-country y

Si le envió una transferencia o giro de dinero a un estafador a través de una compañía como Western Union o MoneyGram, comuníquese de inmediato con la compañía de transferencias que usó para enviar el dinero y dígales que se trató de una transacción fraudulenta.

De ser posible, pida que reviertan la transacción. Para más información sobre lo que tiene que hacer haga clic aquí. Si le pagó a un estafador de otra manera, por ejemplo, con una tarjeta de regalo o criptomoneda, lea Qué hacer si lo estafaron para consultar más información sobre qué hacer a continuación.

Hablando sobre las estafas. Esta fotonovela relata la historia de Eva y Pablo, quienes aprenden porque es importante contarle a alguien si ven algo que piensan que es una estafa, y cómo el hecho de hablar sobre las estafas le podría ayudar a un ser querido evitar caer en una estafa.

CFG: Translation Menu ES English CFG: Secondary Menu ES Reporte el fraude Lea alertas para consumidores Reciba alertas para consumidores Visite ftc.

Sobrescribir enlaces de ayuda a la navegación Inicio Articulos View this page in English. Usted recibe una llamada, email o carta diciendo que ganó un sorteo, una lotería o un premio como un iPad, un carro nuevo o alguna otra cosa. Pero usted puede determinar que es una estafa por lo que sucede a continuación — le piden que pague o que dé la información de su cuenta para obtener el premio.

Si paga, perderá su dinero y descubrirá que no había ningún premio. Aunque la divulgación es inevitable, los ganadores de la lotería de California pueden aprovechar el período de tres meses que cada ganador tiene para cobrar su premio.

Esperar para presentar un boleto ganador permite que el caos público se asiente primero, lo que puede tener un profundo impacto en la seguridad de un ganador. A menudo, la riqueza repentina puede posicionar a un ganador como blanco de acoso y solicitudes de dinero por parte de personas que se sienten con derecho a una parte de las ganancias.

Como tal, un ganador prudente debería usar el tiempo de espera sabiamente. Y, la creación de un plan patrimonial es muy inteligente, de hecho. Implicaciones de la planificación patrimonial Para muchos, ganar el premio mayor de la lotería es un cambio de vida en más de un sentido.

Más allá de disfrutar de una gran suma de dinero, ganar la lotería brinda a los ganadores la oportunidad de crear un legado de riqueza y seguridad generacional.

Antes de reservar un viaje de un mes a Europa o publicar acerca de ganar el premio gordo en las redes sociales, un ganador de lotería sensato debe reunir a su equipo financiero y legal para maximizar las protecciones disponibles para él y sus nuevos ingresos. Idealmente, este equipo debe estar compuesto por un abogado, un asesor financiero, un asesor fiscal y un profesional de seguros para una evaluación experta y asesoramiento sobre los próximos pasos importantes.

Fideicomisos Un abogado con experiencia en fideicomisos y sucesiones puede crear un fideicomiso para el dinero del premio que ayude a proteger las ganancias.

Esto puede ser especialmente útil para los ganadores en estados que no permiten el anonimato. Los fideicomisos pueden ser revocables o modificables durante la vida del fideicomitente, pero los acreedores aún pueden cobrar de dichos fideicomisos. Los fideicomisos irrevocables brindan al fideicomitente una mayor protección de los activos porque los cambios solo se pueden realizar si todas las partes del fideicomiso, incluidos el fideicomitente, el fideicomisario y los beneficiarios, están de acuerdo con los cambios.

Esto puede ser útil para los ganadores singulares que desean asegurarse de que sus activos estén en orden y puede ayudar a disipar o evitar disputas entre los ganadores que aceptaron participar en la lotería como grupo.

Los ganadores también pueden optar por elegir una estructura de fideicomiso que ofrezca un anonimato aún mayor mediante el uso de un fideicomiso ciego. Tal fideicomiso puede ser revocable o irrevocable, y requiere que los beneficiarios no tengan conocimiento del monto contenido en el fideicomiso.

De hecho, un fideicomiso ciego puede eludir las leyes de divulgación de California; si un ganador dona su boleto ganador al fideicomiso ciego antes de reclamar las ganancias, el fideicomiso se nombra ganador.

Esto evita que el nombre de cualquier persona ganadora se haga público, lo que garantiza una mayor privacidad y protección. Dejando un legado Además de crear un fideicomiso, los ganadores también pueden tomar decisiones bien pensadas con respecto a su patrimonio.

Una consideración importante para cualquier ganador de la lotería es identificar a los beneficiarios del patrimonio del ganador.

Los beneficiarios pueden incluir a los herederos del ganador u otros familiares o amigos. Los ganadores también pueden designar organizaciones benéficas u otras instituciones como beneficiarios. RJS LAW Nuestros clientes nos hacen sentir como si hubiéramos ganado la lotería todos los días, ¡y los ganadores del premio mayor no son una excepción!

Si necesita un plan patrimonial actualizado, los abogados experimentados en fideicomisos y patrimonios de RJS LAW, Brian Malloy y Steve Mattia, están bien equipados para ayudarlo.

Soy del condado de Monterey CA, Y necesito asisitencia de vivienda, no estoy legal en este pais pero tengo 4 hija cuidadana a donde poedo ir? Soy una persona que actualmente no está trabajando necesito ayuda estoy muy mal económicamente YA EH SUFRIDO UN STROKE tengo CIRROSIS NO RECIBO AYUDA Y SOY CIUDADANO AMERICANO LEGAL.

somos un matrimonio ano con ano pagamos nuestros impuestos ycuando nos quedamos sin trabajo los dos no nos ayudaron alegaron que ganabamos mucho vivimos en una pequena ciudad oh somos ciudadanos pero es mentira cuando necesitas nadie te ayuda tuvimos que sobrevivir con ayuda de los bancos es increible pero veo gente en mi barrioque usan para drogas y les dan muchisimo dinero.

Hello, im a single mother, i work and i want to buy my own house, is there any program to help people to buy a house, some type of assistance?

No tengo donde vivir les pido en el nombre de Jesús que me ayuden a conseguir adonde poder dormir tranquila en paz estoy desavilitada y enferma duermo muy mal en un sofá mi espalda me duele mucho aparte de tener artritis me han diagnosticado scleroderma necesito ayuda mi ropa la tengo en el garaje quisiera con todo mi corazón tener un cuarto donde pueda descansar Dios los bendiga.

Un gusto hablar con ustedes , mi nombre es Doris soy de Peru , San Juan de Lurigancho. Queria comunicarme con ustedes ya que me habia enterado que ustedes pueden ayudarme.

El motivo con que le hablo es …. Como ustedes sabe estos tiempos son dificiles , le cuento mi historia , soy madre de tres hijos , vivo en un cuarto alquilado y mi esposo maneja moto y no puede pagar el cuarto del pago porque no hay mucha ganancia en el trabajo de mi esposo ya que la dueña del cuarto nos esta desalojando y tenemos plazo de desalojar la casa alquilada hasta el 4 de noviembre , le soy sincera no sabemos que hacer , no tenemos donde irnos , mis padres son pobres y no tenemos donde irnos yo y mi familia , mi esposo estuvo buscando terrenos pero cuestan muchisimo y no contamos con ese dinero porque las casas cuestan dolares , estoy en una situacion desesperada.

AYUDENME POR FAVOR. Nice talking with you, my name is Doris I am from Peru, San Juan de Lurigancho. I wanted to communicate with you since I had found out that you can help me. HELP ME PLEASE. Sorry to hear that. Soy una persona incapasitada,vivo con mis 3 perros q estan registrados en Emotional Support,vivo alquilada y los dueños van a vender en Diciembre,me quedate en la.

calle por q con lo que recibo de Seguro social no me da,estoy en depression several me esta asistiendo un psquiatra. Que le puedo decir,que sea lo q Dios quiera, gracias. hola soy mama soltera tengo una niÑa de 2 aÑos debido a la crisis del covid19 me quede sin empleo pago mis biles con un poco de dinero que guarde y la ayuda que me brinda mi mama desde PR me gustaria saber si hay alguna ayuda para la luz y el agua y haead star en donde pueda llevar a mi hija para poder trabajar.

Buenos días como puedo contener ayuda para renta somos una familia de tres niñas y dos adultos y no podemos trabajar por enfermedad que debo hacer. Hola yo estoy buscando una casa para vivir mis dos hijos mi esposo y yo.

Somos cuatro de familia. Nadamas que yo no trabajo el único que trabaja es mi esposo porque no tenemos familia en Estados Unidos y pues no nos alcanza para pagarle a alguien que cuide de nuestros hijos. Apenas nos alcanzamos para los gastos diarios y pagar biles.. pagamos renta pero ya pronto nos van a pedir la casa entonces no sabemos que hacer las rentas están muy elevadas no hemos podido encontrar nada barato.

Que podemos hacer??? Soy ciudadana americana, tengo un niña con dificultades cognitivas, baja vision, tiene 22 años, la he criado desde bebe, está con visa de turismo, estamos pasando dificultades economicas, estamos en la Florida, podra ella recibir alguna ayuda?

Muchas gracias. Save my name, email, and website in this browser for the next time I comment. This site uses Akismet to reduce spam.

Learn how your comment data is processed. El Plan de rescate de los Estados Unidos ya es ley. Esta es la expansión más grande de En el pasado, los empleadores que ofrecían cobertura médica a los empleados tenían que Enter your email below to download a PDF containing all of this plan's coverage details.

Categories Español. Nohemy Abigail Martinez January 27th, Divya Raghavan February 18th, JHON ALEJANDRO BRAVO MAMIAN January 29th, Maria senobia melgar April 7th, Antonio castellanos May 22nd, Nancy June 24th, HealthSherpa June 25th, Daniela Rocío Botina Portilla July 4th, HealthSherpa July 6th, isis reyes July 16th, Guillermina Salazar July 9th, ALAIN July 9th, HealthSherpa July 13th, caridad silva July 16th, Edna July 21st, Ana plascencia July 26th,

By Shagul

Related Post

0 thoughts on “Premios Monetarios Gratuitos”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *